LOS LAMENTOS NO RESUELVEN PROBLEMAS POLITICOS

POR HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ.

Denuncia Mauricio Ortiz Proal, que Eric Salas González, Presidente de la Mesa Directiva de la LVIII Legislatura del Estado, se auto asigna iniciativas de ley que no son de la competencia de la Comisión que preside Eric, acaparando con ello la tramitología. Estos lamentos no resuelven el problema del abuso de poder del Presidente de la Legislatura.

Bien lo sabe Mauricio, sumando a la mayoría de 13 votos de que dispone la bancada panista, que ellos tienen el control de la Legislatura y si le sumamos al veleidoso Verde Ecologista, el control de 14 diputados aumenta. De 5 integrantes de la Mesa Directiva, el PAN, tiene 3, por lo tanto en esa instancia de gestión procesal, también logran el manejo de los asuntos legislativos.

Para nadie es desconocido que así se maneja el control al interior de los órganos colegiados, Ortiz ya fue legislador federal y regidor, no es nueva ni desconocida esa labor de control de las mayorías. Por eso el manejo terso de la política es el mejor instrumento para la toma de acuerdos, no los lamentos.

Lo más curioso de estas quejas del coordinador de la bancada del PRI, es que todo aprueban al final del día, sin importar los lamentos sobre los abusos que comete Eric Salas, hasta ahora todas las iniciativas las han aprobado, no interesa quién las realice o si hay irregularidades en su trámite, nada importa, la bancada termina probando esas injusticias.

8 votos de la bancada priista nada pueden hacer, incluso si se sumara toda la oposición, el PAN tiene el control con 13 votos de un total de 25. Mauricio, no tiene remedio, o se aguanta con sus lamentos o ejerce la política para lograr acuerdos. No creo que se atreva a presentar forma denuncia de juicio político por los abusos cometidos por Eric Salas, en función de Presidente de la Mesa Directiva, por eso descarto esta última posibilidad.

Además, como hombre producto del sistema bien sabe de estos abusos cuando alguna bancada tiene mayoría; él también ha gozado del privilegio de esas mayorías. Incluso puede formular iniciativas de ley que reformen la Ley Orgánica del Poder Legislativo, para evitar los atropellos que comete el Presidente de la Mesa Directiva o cualquier otro órgano de la Legislatura; sin embargo nada hace, más bien parece estrategia mediática sin éxito alguno.

Amargamente dice que las auto asignaciones de iniciativas no corresponden a la naturaleza de la Comisión de Salas; eso lo viene haciendo desde el inicio de la Legislatura; 8 meses de abusos y apenas se quejó.

Al final, en todas las sesiones de Pleno, Mauricio Ortiz, termina aprobando los abusos con su voto favorable. Si en realidad hubiese la intención política de oponerse, al menos la abstención, como lo hace la maestra de la fracción de Morena, sería la lógica posición como verdadera queja a los abusos, claro que sería mejor votar en contra, pero eso es pedirle mucho al hombre del sistema que conoce bien jugar el juego perverso de las mayorías dentro de un sistema democrático, lo pueden castigar y él los sabe.

No se vale pues los lamentos sin acción alguna. Si no va a cambiar su posición, lo mejor sería dejarse de lamentos y continuar gozando del privilegio de ser legislador y coordinador de bancada sin que tenga jefe alguno que le dé directrices, de tal suerte que él, solo él toma sus decisiones políticas y la responsabilidad de sus acciones nadie las juzga, al menos hasta ahora. Como hombre de cuna política, debiera cuidar su meteórica carrera, antes de que venga el primer tropiezo político y la militancia priista le cobre la factura.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *