Cáncer de pulmón, principal enfermedad asociada con el tabaquismo

Fumar durante el embarazo puede ocasionar abortos, hemorragias y dificultades a la hora de dar a luz

Alrededor de 25 enfermedades están asociadas directamente con el tabaquismo, entre las cuales destacan padecimientos cardiovasculares, respiratorios y algunos tipos de cáncer, como el de pulmón y bucofaríngeo, principalmente; además, se sabe que los fumadores pueden presentar lesiones en los dedos por el contacto con el cigarrillo, manchas en los dientes, disfonía —alteración en la calidad de la voz—, tos y enfermedades respiratorias recurrentes.

Por tal motivo, en el marco del Día Mundial Sin Tabaco, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Querétaro, hace un llamado a la población a evitar el consumo de tabaco, o bien, acercarse a las unidades de Medicina Familiar (UMF), que cuentan con estrategias eficaces para el tratamiento y la prevención del tabaquismo, además de brindar información sobre las consecuencias, la naturaleza de la adicción y la amenaza que conlleva fumar.

“Fumar durante el embarazo puede ocasionar un aborto, hemorragias vaginales, dificultades en el momento del parto o un embarazo ectópico; mientras que el bebé puede presentar bajo peso al nacer, insuficiencia respiratoria, riesgo de padecer muerte súbita o leucemia infantil”, señaló la doctora Nithzahaya García Fernández, médico adscrito a la UMF No. 13 del IMSS.

Por otra parte, es importante señalar que la principal causa del cáncer de pulmón, que está considerada como una de las displasias más comunes y con mayor índice de mortalidad en el mundo, es el tabaquismo; “Mientras más joven se empiece a fumar y más sean los cigarrillos al día, mayores serán las probabilidades de desarrollar esta enfermedad, la cual también repercute en los fumadores pasivos, que son aquellas personas que no fuman, pero están expuestos al humo del cigarro”, indicó la especialista.

Esta enfermedad se puede confundir fácilmente con una infección respiratoria, pues uno de los síntomas predominantes es tos seca, por tal motivo la gente no le toma importancia y deja que el problema crezca; otras señales son: sudoración excesiva, dificultad para respirar y pérdida de peso, “cuando los síntomas duran más de un mes, y el problema no cede con el tratamiento, puede ser un indicio de cáncer de pulmón”, comentó el oncólogo Juan Pablo Feregrino Arreola, especialista adscrito al Hospital General Regional (HGR) No. 1 del Seguro Social.

Por su parte, la doctora García Fernández comentó que “Los efectos negativos en el organismo son inmediatos después del primer cigarrillo, sin embargo, tienen que pasar alrededor de 15 años para que la persona que ha decido dejar de fumar tenga las mismas probabilidades de padecer alguna enfermedad respiratoria que la población no fumadora”.

Finalmente, el IMSS recomienda llevar un estilo de vida saludable —alimentación balanceada y actividad física regular—, que es la mejor medida preventiva para evitar cualquier enfermedad; así como acudir al médico periódicamente para descartar cualquier problema con la salud de manera oportuna.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.