Un ejercicio de operación política muy complicado, así define el  diputado Federal Braulio Guerra Urbiola el trabajo que desarrollo la dirigencia del PRI de Juan José Ruíz con la lista de los nuevos integrantes del Consejo Político Estatal, en donde al parecer casi la mayoría de sectores y organizaciones tricolores tuvieron sus respectivas cuotas.

No hubo mayores sobresaltos además del descontento de algunos militantes del PRI como Juan Martínez (a) El Pelos quien dice que su partido es incluyente en tiempos de procesos  electorales pero excluyente a la hora de tomar decisiones para los órganos de dirección.

Salvo este tipo de comentarios no se cumplió el vaticinio de algunos agoreros que aseguraban habría conflicto por la forma en que se tuvo que reducir dicho Consejo, ahora son exclusivamente 400 consejeros 200 propietarios y 200 suplentes, más los exoficio que son aquellos priístas que han sido dirigentes y quienes ocupan algún cargo de elección popular así como sus exgobernadores,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Que pasa en el Pan dicen muchos militantes de ayer, hoy y siempre al ver desdibujada una dirigencia que pareciera ausente por motivos que hacen pensar en aquella frase del ideólogo Carlos C astillo Peraza “ganamos el gobierno pero perdimos el Partido”.

Información a esta Pluma da cuenta de que hoy en día son cientos de militantes que ocupan un cargo de gobierno y no dan sus respectivas cuotas que por Ley deben aportar a su partido. La inmensa mayoría de ha olvidado de cumplir con sus responsabilidades estatutarias y el blanquiazul no atraviesa por un buen momento. Ganaron pero abandonaron la matriz.

Pepe Báez observa con desaliento la forma en que muchos militantes le han dado la espalda a su partido. De mal agradecidos es lo menos que se escucha y no es para menos hay cientos de funcionarios que ganan más de 20 mil pesos y por ley están obligados a participarle a su partido pero la realidad es otra,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,

Caso muy similar se registra al interior y en las filas del PRD de Adolfo Camacho Esquivel, quien también observa con desaliento que sus militantes distinguidos no han sido recíprocos con su partido y al menos de dos personalidades que hoy ocupan cargos en la Legislatura. Uno de ellos al menos ya debe 200 mil pesos en cuotas y otro 80 mil pesos.

Dice Fito que la cuestión es que cuando lleguen los tiempos electorales y quieran ejercer sus derechos éstos se les pueden retirar por el incumplimiento de sus obligaciones partidistas. En todos los partidos se presenta este tipo de situaciones, lo mismo le sucedía al PRI cuando era gobierno, nadie escapa a esta malidecencia; rojos, azules, amarillos, verdes y turquesas es lo mismo……………

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *