Jueves 27 de octubre del 2016.-Ha sonado la voz de alarma y de alerta al interior de la Universidad Autónoma de Querétaro y es que el hilo se rompe por lo más delgado, ya habíamos comentado la fragilidad del presupuesto universitario y que algunas controversias marcó al inicio del sexenio, hoy han cambiado las actitudes pero la crisis pronto llegará.

Se habla incluso de que podría darse un “quiebre” técnico de la UAQ; es decir, ya no hay dinero para que opere y en esto han coincidido los sindicatos universitario, académicos y trabajadores porque saben que van en el mismo barco.

El rector de nuestra máxima casa de estudios Gilberto Herrera Ruíz en reiteradas ocasiones alertó sobre este particular y es que no hay varita mágica para que el dinero que necesita la UAQ aparezca, ya el mismo gobernador Pancho Domínguez  acompañado del rector y algunos diputados federales estuvieron en San Lázaro para abogar por las finanzas universitarias.

Hay buenos deseos pero todo indica que esto no vasta y que la UAQ atraviesa por una severa crisis que podría derivar en el ¡cierre universitario! Así de fatal se encuentra la situación.

No es arriesgado decir que a la UAQ  le queda poco tiempo de operación si no es que quien manda SHCP sale al rescate y se evitan los recortes anunciados.

Para un ejemplo de la situación, hay que señalar que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) cobra un peso por registrarse y aquí en Querétaro se cobra de dos mil quinientos a cinco mil, ello nos da una idea de los subsidios que reciben otra universidades en el caso específico de la UNAM.

Aquí muchos alumnos tendrían que abandonar sus estudios si es que la UAQ quiebra, son un promedio de 27 mil alumnos los que están en riesgo y no es cosa menor, ya los principales actores políticos y las autoridades universitarias hicieron su tarea. Como sociedad y como egresados de la UAQ nos toca poner nuestro grano de arena y señalar puntualmente que no es posible que haya una situación de este tipo, donde existe un riesgo muy real de que la UAQ pudiera cerrar sus puertas.

Esto a nadie conviene y esto a nadie beneficia, todos en conjunto debemos coadyuvar para que la UAQ no caiga en este hoyo negro, por decir lo menos ya que sentaría un precedente muy negativo para todos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.