¡JJ RUIZ RODRÍGUEZ TEME A LA INCLUSIÓN!

POR HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Junio 17 de 2016.- Después de las inconformidades y protestas que ocasionó la conformación del Consejo Político del PRI y dos de sus órganos más importantes, el dirigente estatal Juan José Ruiz, resultó incongruente entre el contenido de su discurso inicial de toma de protesta y los hechos.

Cuando tomó posesión JJ dijo que sería incluyente e invitaría a participar a todos los priistas y a los diversos grupos que hace años se conforman en su interior. Para sumar voluntades en pro de su “candidatura”, se acercó a muchos priistas que, conforme pasó del tiempo jamás los volvió a ver, mucho menos a llamar.

Se encerró en el grupo de perdedores de elecciones –no de dinero- que cercaron al entonces gobernador José Calzada, con quienes ha venido intentando trabajar. En ese grupo hay de todo, también uno y una que otra ganadora, pero el resto se caracterizó, primero, solo por ocupar cargos públicos y, segundo, perder elecciones. Claro, mantener alejado al gobernador de la militancia para que no se enterara de las ineptitudes de muchos y negocios de otros.

Lo más evidente del disenso entre lo que dijo JJ y lo que hizo en la conformación del Consejo Político, la Comisión de Procesos Internos y la Comisión Política Permanente, fue el reducido grupo de militantes que, entre ellos hicieron perder elecciones.

Por ejemplo, en la conformación de la Comisión Política Permanente, en donde se aprueban los acuerdos más importantes, sin tener que pasar –primero- por el Consejo Político. En este órgano pueden encontrar matrimonios o hermanos; también algunos que fueron procesados y destituidos de cargos públicos. Y la pregunta salta a la vista ¿Si son 100 mil militantes en el estado no había más priistas de confianza?

La respuesta es lógica: No. Prefirió JJ evidenciar, ratificar, confirmar una vez más que sigue unido el grupo privilegiado que usufructuó el poder por seis años y por medio del partido político buscarán otra temporada más, aunque sea por medio de plurinominales y no ganar elecciones, como ya sucedió en los dos últimos procesos electorales.

Otro de los integrantes de la Comisión Política Permanente, es investigado por el actual gobierno por haber utilizado documentación falsa cuando era funcionario público.

El “jolgorio por el regreso de Marco Antonio León Hernández”, resultó inaudito, sobre todo para aquellos priistas que sufren de amnesia. Este político renunció al PRI, hace algunos años y mientras fue parte de la férrea oposición –PARM, Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano- se dedicó a denostar a los priistas, calificándolos de corruptos, entre otras cosas. Y hoy le festejan el regreso.

Nada se sabe de los procedimientos que debieron llevar a cabo para su regreso, Justicia Partidaria debió de implementar todo un proceso para autorizar, aprobar la reincorporación a las filas del PRI ¿Acaso no agotaron ese procedimiento estatutario? Sería entonces ilegal el retorno. ¿Estará enterado de todo esto Manlio Fabio Beltrones?

Nada personal dirían algunos. Solo un pequeño análisis de la franca discordancia con lo prometido por el dirigente priista a los priistas y los hechos. Hasta ahora JJ ha dado prueba fehaciente de sus contradicciones. Las disidencias entre los priistas se han expresado, unas abiertamente, otras de manera callada, pero hay molestia. Unos anuncian su retiro, como lo hiciera en su momento Guadalupe Ferrusca, priista de toda la vida.

Con el reacio grupo que no permite la entrada de más priistas, el futuro es nada halagüeño en materia político electoral. O cambia de rombo JJ o lleva directo al fracaso a los priistas. Aunque más de alguno piensa que, al término del tiempo que le correspondía a Alonso Landeros Tejeida, JJ habrá dejado la dirigencia, habrá concluido antes de los procesos electorales y las cosas mejorarán. Para entonces poco podrá hacerse. Al tiempo ¡Lo cierto que JJ teme a la inclusión!

 

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.