LA FISCALÍA GENERAL ACAPARA LA ATENCIÓN

POR HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Nombrado el nuevo fiscal general del estado de Querétaro, el resto de las actividades colaterales poco han llamado la atención de los queretanos y otras son tan importantes como la novedad del fiscal y el nombramiento de vice Fiscales y Directores.

Con esta fecha se publicaron las nuevas leyes orgánicas del Poder Judicial del Estado, la de la Fiscalía o la Ley de Seguridad; todas ellas de suma importancia en su contenido. Tampoco se han dejado escuchar críticas sobre esta nueva normatividad por parte de los Colegios de Abogados o Barras. Todo parece como lo mejor. Los diputados bien portaditos han aprobado todo, aunque de nada conozcan.

Un ejemplo en la nueva Ley Orgánica del Poder Judicial, es la incorporación de los representantes del los Poderes Legislativo y Ejecutivo, en la vida interna de la administración del Poder Judicial. Se han dejado escuchar dos opiniones de diputados; una de ellas justificando que, como así está en la federal, pues ellos hicieron lo mismo; la otra versión, dada por otro diputado: que los magistrados no son de elección popular, luego entonces los que sí lo son, pueden meter mano en el “patito feo”.

Para quien analiza estos asuntos, debieron respetar el “equilibrio”  de los Poderes. No resulta justo ni sano en nuestra incipiente democracia, que Poderes públicos ajenos metan mano en la administración de otro de ello; eso significa invasión, aunque la federación así lo maneje, bien sabemos cómo se manejan en esos ámbitos del poder, de ahí la subordinación de unos hacia los otros. La otra excusa no tiene respuesta ante su simpleza.

No más ley de seguridad ciudadana, invención del sexenato de Francisco Garrido Patrón y respetada por el gobierno de José Calzada. Nunca me pareció que debió llamarse “ciudadana”, dado que se dejaba “desprotegida” –al menos en la denominación- a toda la población que no era ciudadana, como los menores de edad, por ejemplo. El Artículo Segundo Transitorio, abroga la ley del 30 de agosto de 2014 y sus reformas. Ah, pero a pesar de que ya no se llama de Seguridad Ciudadana, en el contenido de la ley sí se conserva la denominación para el Secretario. Ahora tenemos una Ley de Seguridad para el Estado de Querétaro, con un Secretario de Seguridad Ciudadana. La semántica se impone en las normas. Tiene un sistema estatal de atención a víctimas, eso es bueno, falta la reglamentación para complementarlo.

Ha desaparecido la añeja defensoría de oficio y pasó a ser, según su nueva Ley Orgánica, Instituto de la Defensoría Penal Pública del Estado de Querétaro. Estos son los defensores gratuitos que el estado paga para la defensa jurídica en los juicios orales, tan importante como el Fiscal General, es el Director; de ellos dependerá defender a los delincuentes; son los que jurídicamente se enfrentan al Fiscal en el debate de defensa y acusación, son los que logran en muchas de las veces, aprovecharse de las deficiencias de las carpetas de investigación, de las débiles aportaciones de pruebas para conseguir la libertad, aun siendo responsables del delito que se les imputó.

Este gran bagaje de normas jurídicas son las que se aprobaron el mismo día en que designaron al fiscal, las y los legisladores, ya están en vigor. Sin embargo, la figura del Fiscal parece imponer más a la sociedad queretana y este fue el que concentró los reflectores políticos y mediáticos, lo demás, lo demás parece no importarles ni a los Colegios de abogados.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.