CALIFICAN A RICARDO ANAYA DE ABUSIVO E INEQUITTIVO

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Octubre 26 de 2016.- En una cuartilla de ocho párrafos, 18 prominentes panistas califican a Ricardo Anaya Cortés, como abusivo e inequitativo, por utilizar a su partido para promoverse a la candidatura para la Presidencia de la República. Cuando que, el dirigente nacional debe ser un árbitro justo.

El mismo escrito va dirigido a la Comisión Permanente del Consejo Nacional del PAN. Y dice en el encabezado:“TUTELEN LA UNIDAD DE NUESTRO PARTIDO, GARANTICEN LA IMPARCIALIDAD Y CUMPLAN SUS OBLIGACIONES”.

Entre los firmantes del documento de “reproche” a su dirigente nacional, está Julio Sentíes Laborde, exProcurador General de Justicia en el Estado y exdiputado local; así como los senadores Ernesto Cordero y Roberto Gil Zuarth, exgobernadores como Alberto Cárdenas Jiménez, José Guadalupe Osuna Millán, así como su exmentor Gustavo Madero Muñoz; entre otros.

En el párrafo cuarto quienes suscriben el documento desnudan a Ricardo Anaya, al decirle directamente que: “Más allá de que en público se niegue la aspiración de Ricardo Anaya para convertirse en el candidato a la Presidencia de la República, la dirigencia nacional está utilizando la estructura y los recursos del partido en beneficio de su proyecto personal, a través de medios cuestionables e incurriendo en un grave conflicto de intereses”.

Los inconformes, con justa razón califican -indirecta o directamente- a Ricardo Anaya, como inequitativo y abusivo. Vea usted, en el párrafo sexto del enérgico llamado que hacen a Ricardo Anaya, se puede leer lo siguiente: “La responsabilidad de dirigir a Acción Nacional es absolutamente incompatible con la pretensión de construir un proyecto político como aspirante a la Presidencia de la República, porque quien debiera fungir como armonizador y árbitro de aspiraciones, se convierte en factor de tensión, inequidad y de abuso de poder”.

En otro de sus párrafos, el quinto, arrecian la crítica en contra de su dirigente nacional por abusivo y exhibicionista, al utilizar los recursos del PAN para su proyecto político personal, al decirle que: “Es indispensable garantizar que las estructuras, atribuciones y prerrogativas del partido se destinen exclusivamente para el fortalecimiento de la institución, e impedir que se distraigan para la promoción de proyectos personales, que beneficien una aspiración particular, en detrimento de la unidad y la legitimidad de la vida interna de nuestro partido. En ese orden de ideas sostenemos que es incorrecta la utilización de todos los spots a que tiene el derecho el partido para el posicionamiento de la imagen personal de un dirigente. No existe un solo presidente de partido (ni siquiera el tan criticado presidente de Morena) que haya aparecido en tal cantidad de spots de radio y televisión en un solo año”.

Están tan molestos aquellos y miles de panistas, que incluso se atrevieron a compararlo con el odiado contrincante, al decirle que resultó más abusivo que el mismo Andrés Manuel López Obrador. Por supuesto que les asiste la razón a estos inconformes con su dirigente nacional, quien verdaderamente resultó un aprovechado de los tiempos de la radio y televisión a que tiene derecho el PAN -para promocional al partido- no para el aspirante a la candidatura. Él y solo él, Ricardo Anaya, es quien se apoderó de la estructura de su partido, así como de la radio y la pantalla chica de las televisoras para transmitir millones de “golpes publicitarios” con su voz e imagen, haciendo a un lado a su partido. Semejante abuso, por supuesto, que ha bien posicionado en un corto tiempo a Ricardo Anaya, como uno de los probables candidatos del PAN a la Presidencia de la República, dejando a otros aspirantes a un lado, como aquellos que suscriben el documento.

 

Para rematar los inconformes le dicen a Ricardo Anaya lo siguiente: “Ricardo Anaya, miembros de la Comisión Permanente, tutelen con eficacia la unidad de nuestro partido, garanticen imparcialidad, claridad y piso parejo para la gesta épica que estamos prontos a enfrentar. Les demandamos cumplir con la grave responsabilidad que les ha sido encomendada. Actuar con apego a la norma, ciertamente, pero sobre todo con apego a lo que es ético y correcto. A lo que necesita y es bueno para el Partido. Nada más y nada menos”.

Y como dijera el abusivo y tan criticado Amlo, por aquello de ser el dueño de los espots de Morena, ya empezó la “rebelión en la granja”. Y cómo no estar molestos los panistas, si todos saben que Ricardo Anaya está desde hace más de un año en franca carrera por la candidatura a la Presidencia de la República, a quien no le ha importado traicionar lealtades, con la finalidad de conseguir su objetivo. Por lo pronto, sus compañeros de partido lo han calificado como falto de ética, abusivo e inequitativo. Veremos si son capaces de frenarlo en sus aspiraciones y como dirigente se dedique a coordinar los esfuerzos de su partido, en lugar de andar en campaña.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.