OPINIONES ENCONTRADAS SOBRE EL PLEBISCITO

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Octubre 18 de 2016.- El primer ejercicio de la democracia participativa por medio del plebiscito y las críticas no se hacen esperar, desde el calificativo de populismo por parte del dirigente del PAN, hasta la realización de una investigación por las fallas en el proceso de cómputo.

Derivado de entrevistas a varios de los “actores políticos” en la entidad, encontramos opiniones disímbolas. Habría primero que reconocer el derecho de la libertad de expresión, sin embargo hay quienes en verdad se exceden en lo torpe de esas opiniones, como fue el caso del dirigente estatal del PAN, José Báez Guerrero.

Este joven político, asegura que el ejercicio soberano en manos de la ciudadanía por medio del plebiscito, es un acto de populismo. Inconcebible. Le niega el derecho a la población de ejercer la democracia participativa en la toma de decisiones. Seguramente no sabe que la ley vigente y la que se abrogó sobre la misma materia, fue propuesta de su bancada en las Legislaturas LV y LVI.

En segundo término, este joven imberbe criticó al presidente municipal de El Marqués, por no tomar las decisiones y correr los riesgos que conlleva el ejercicio del poder público municipal. Seguramente José Báez, de manera inconsciente lo hizo en razón a la decisión que tomó el presidente municipal de Querétaro, la cual fue criticada por el propio gobernador del estado, por equívoca. Decisión sumamente cuestionada por los capitalinos debido al pésimo servicio que ha dado la empresa a la que se le concesionó el servicio de la recolección de la basura o residuos sólidos. Tal vez por eso se vio obligado a brindar el apoyo político a su presidente municipal, por eso su yerro.

Carlos Peñafiel Soto, dirigente del partido Morena, por su parte, simplemente dijo estar de acuerdo con el ejercicio del plebiscito. Que en su partido están de acuerdo con esas figuras de participación ciudadana.

Alicia Colchado, quien ha pasado por varios partidos hoy identificada como activista, se fue en contra del IEEQ, argumentando la grave inconsistencia en el cómputo de la votación que primero dio el triunfo al sí, para después recular por medio del recuento de los votos, para decir que ganó el no.

Lo mismo dijo el legislador federal del PRI, Braulio Guerra Urbiola, al poner hincapié en la falla del cómputo, proponiendo una investigación por la falla, así como reformas a la Ley de Participación Ciudadana. En el caso del dirigente del PRI, este señor no ha dicho nada, no sé si por ignorancia o por qué no le interesa el asunto, que al final da lo mismo.

Lo cierto que no dejan de ser interesantes las opiniones de los queretanos al primer ejercicio de participación ciudadana en la historia, por medio, efectivamente de una ley que parece camisa de fuerza, dado que exige demasiados requisitos para lograr que prospere cualquiera de las figuras de participación ciudadana.

Los legisladores fueron muy cuidadosos para poner muchos candados y evitar que los ciudadanos se empoderen; ellos y ellas opinan que nuestra democracia directa les da el poder de decidir sin tener que consultar al pueblo, acorde con la misma confesión que hizo el dirigente del PAN; quien además calificó de populista la puesta en práctica de la ley que permite la participación de la ciudadanía en la toma de decisiones del gobierno. Vaya pensamiento “democrático retrógrado”.

Lo cierto que el ejercicio democrático fue bueno. La ciudadanía de El Marqués decidió si se concesionaba o no el servicio de la recolección de la basura. Ganó de calle la apatía, como suele suceder en las elecciones constitucionales para renovar los poderes, no fue a votar más del 80% del electorado y con ello el proceso resultó un fiasco, la misma abstención evitó que el resultado del plebiscito decidiera por la ciudadanía; más de 2 millones 700 mil pesos se fueron directo a la basura.

 

De manera indirecta fue el no rotundo; y por medio de la práctica del ejercicio de la votación, triunfó mínimamente el no, que indicativamente no sirve para nada, pero al fin y al cabo, fue decisión de los electores. Este ejercicio dio elementos para que los legisladores, con un verdadero espíritu democrático, adecuen la ley vigente y fortalezcan la participación ciudadana; solo espero no hagan caso al dirigente del PAN y piensen que democracia participativa es populismo ¡Vaya Descaro!

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.