Reconoció su trabajo y entrega como madres, esposas y, trabajadoras de USEBEQ.

Con motivo del 10 de mayo, el Secretario de Educación en el Estado, José Alfredo Botello Montes convivió con mamás de la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado de Querétaro (USEBEQ), en un  desayuno en el que también estuvieron el coordinador general de la USEBEQ, Enrique de Echávarri Lary y su esposa Teresita Cano, así como el Secretario General de la Sección 24 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Maurino Morales García.

En el acto, Botello Montes reconoció el trabajo de las madres de familia: “ustedes son un baluarte en su familia, todo ese ejemplo que dan de responsabilidad, de cariño y de amor, por esa naturaleza humana con las que ustedes cuentan. Gracias por guiar a sus hijos y por ende a nuestra sociedad, sé que se entregan con un amor incondicional a su familia y de esa misma manera lo hacen en su trabajo cotidiano, por eso y todo lo que ustedes significan, reciban una sincera felicitación”.

Por su parte, el coordinador general de la USEBEQ, Enrique de Echávarri Lary, expresó: “ la maternidad es la vocación más noble y la más bella de todas las artes y la más grande de todas las profesiones; sin duda, la mujer que pinta una obra de arte o la que escribe un libro que influye en millones de personas merece nuestro aplauso y la admiración, pero la que conduce con éxito a una familia, merece el más alto honor que un hombre pueda rendirle; hoy les rendimos un homenaje a cada una de ustedes por hacer realidad el milagro de la vida por ser quienes inculcan en nuestros hijos los valores que permiten la convivencia social en armonía”, expresó.

A nombre de las mamás de la USEBEQ, tomó la palabra Paulina Jiménez Luján quien enfatizó: “hoy vivimos una etapa en la que estamos llenas de dudas, en esta etapa de la vida debemos tomar muchas decisiones, a pesar de todo eso estoy segura que ninguna de nosotras cambiaría el hecho de ser madres, llevamos la responsabilidad de dar vida y formarla para que el día de mañana nuestros hijos lleven algo de nosotras en su propia vida, y de lo cual, estoy segura se sentirán orgullosos. Felicidades a cada una de ustedes por vivir en carne propia el milagro de dar vida”.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.