Niños y mujeres embarazadas, los más propensos a sufrir parasitosis

Las lombrices son un parásito que se reproduce por falta de medidas higiénicas

Dolor abdominal, náuseas, flatulencias, fatiga y pérdida de peso son algunos síntomas

La parasitosis es una enfermedad infectocontagiosa, normalmente conocida como lombrices, que ingresa al organismo por medio de la ingesta de alimentos o agua contaminados, que si no se trata a tiempo puede complicarse y poner en riesgo la vida al tapar el intestino.

Lo anterior fue señalado por el doctor Martín Vega Malagón, jefe de Pediatría del Hospital General Regional (HGR) No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien aseguró que este parásito se reproduce en las heces fecales, por lo que es necesaria una higiene estricta en la elaboración de los alimentos, así como en el aseo personal para evitar la aparición de este padecimiento.

Indicó que el IMSS otorga en las campañas de salud preventivas Albendazol, que es una sustancia preventiva para desparasitar, y que es recomendable que se realice cada seis meses; la población más afectada son los niños y mujeres embarazadas.

Considerado uno de los principales problemas de salud pública que puede llegar a causar anemia en lactantes, bajo peso, malnutrición y crecimiento lento o retrasado, lo que afecta el rendimiento escolar, señaló el doctor Vega Malagón.

Los principales síntomas son, malestar general, dolor abdominal, anorexia, flatulencias, náuseas, dolor de cabeza, fatiga, debilidad, mareos y pérdida de peso; por lo que las medidas preventivas están ampliamente relacionadas con los cambios en los hábitos y educación de la población derechohabiente.

Señaló que el huevo se filtra por el intestino donde se desarrolla, siendo el peligro cuando la lombriz se multiplica y obstruye el intestino, lo que podría provocar que el intestino colisione y reviente.

El doctor Martín Vega, agregó que “Los riesgos que corre el paciente cuando no recibe el tratamiento adecuado se presentan cuando requiere una intervención quirúrgica, en donde se extraen las lombrices con el fin de evitar que tape el intestino y se presente una peritonitis que pueda causar su muerte”.

Por último, el IMSS exhorta a toda su población a que acuda dos veces al año a recibir su dosis para desparasitar, ya que no solo es una enfermedad de niños sino de todas las edades, debido a que se acostumbra comer en la calles sin tomar en cuenta las medidas higiénicas necesarias.

 

Por lo anterior, se recomienda lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, no consumir carne, verduras o frutas crudas o sin lavar, no caminar descalzo, beber agua hervida y promover la lactancia materna, ya que esta protege a los recién nacidos de parásitos y diarreas.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.