CON DISTINTO ROSTRO, MÁS DE LO MISMO EN AMBAS CÁMARAS LEGISLATIVAS

CON DISTINTO ROSTRO, MÁS DE LO MISMO EN AMBAS CÁMARAS LEGISLATIVAS

- in Querétaro
91
PARRA

TRAS LA VERDAD

POR. HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Domingo 2 de septiembre de 2018.- Con amplísima mayoría Morena fijó las prioridades de Amlo en ambas Cámaras legislativas bajo el control de la nueva “aplanadora”. Entre porras, chiflidos, aplausos e interrupciones la “nueva” mayoría impone criterios burlones de alegría que utilizan las masas. Tal vez sea por ser primera vez, en muchos años, que una masa amorba de legisladores, unidos por un movimiento, se sientan identificados, aunque muchos de ellos tengan su verdadero origen en lo que hoy es para ellos la oposición y por consecuencia, la minoría legislativa. Morena fue el recipiente de toda clase de inconformidades y anhelos no cumplidos hasta ahora; sin embargo, muchos de esos inconformes dejaron las filas del PRI, PAN o PRD para irse al nuevo movimiento, en donde encontraron “puertas abiertas a sus ambiciones personales” disfrazadas de la “renovación moral” que ya antes se intentó y fracasó. Emblemas de ello son Porfirio Muñoz Ledo, Ricardo Monreal, vamos el mismo Andrés Manuel López Obrador estuvo en aquellas filas que hoy desprecian.

El ex priista y ex perredista de Porfirio Muñoz Ledo, en su calidad de Presidente de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura Federal, entre otras cosas dijo: “que la obsesión de Morena es la agenda legislativa, estamos comprometidos con la cuarta transformación de México y eso implica la reforma de un número muy importante de leyes fundamentales para el país incluso no excluye reformas constitucionales. La tarea es inmensa por el compromiso con la sociedad”. “Pondremos orden en México desde el Congreso”. Conocido en el medio político desde sus triunfos en el PRI, como un excelente parlanchín, sin demérito de su enorme cultura política.

La “muchedumbre” de Morena consideró necesario demostrar quién manda entre los distintos grupos parlamentario que integran la Legislatura que dio inicio su primer periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio constitucional, ayer 1º de septiembre, dejó patente de corso por medio de “chiflidos y aplausos” de ello. El Presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, en conferencia de prensa, se hizo acompañar del presidente de la otra Cámara, la del Senado; Martí Batres Guadarrama, en esa conferencia también adelantó los temas que ha puesto sobre la mesa con anticipación Andrés Manuel López Obrador, el Presidente Electo. Por supuesto, entre esas prioridades está la discusión de la austeridad republicana y la creación de la Secretaría de Seguridad Pública. Para muestra del poder y “solidaridad” de Enrique Peña Nieto, este se comprometió a enviar las iniciativas preferentes, principalmente las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; iniciativa realizada por la gente de Morena. Sobre el tema de la austeridad, aún se desconocen los alcances; la más evidente y urgente para que empiece su vigencia con el nuevo presupuesto para del 2019, fijar el tope de los salarios de los servidores públicos. Tema en el cual Andrés Manuel López Obrador ha sugerido vulnerar, violar la autonomía de los Poderes Judicial y Legislativo. En cuanto al Poder Legislativo no tendrán problemas, ellos mismos, a tontas y a ciegas obedecerán y se apretarán en cinturón, se auto inmolarán, ya lo advirtieron que harán muchos recortes a sus presupuestos. No tendrán dificultad, sobre todo ahora que se sabe las cantidades millonarias que se auto otorgaban los abusivos y perversos legisladores que han dejado de serlo (las incongruencias, varios de ellos pasaron de una Cámara a la otra, como Dolores Padierna y nunca se quejó de los dineros que recibía) por diversos conceptos y sin la obligación de rendir cuentas, como ese escandaloso rubro de las subvenciones (antes desconocidas), que eran entregadas a los coordinadores de las bancadas y hacían con ese dinero lo que querían; vendrán las culpas. ¿Dirá Dolores Padierna, ahora de Morena, qué hizo con todo ese dinero que recibió? ¡Claro que no! Se fue al equipo ganador y ahí también hay corrupción. Por lo pronto Jesús Zambrano, ex diputado federal, se dijo ignorante de esos dineros; los panistas hicieron lo mismo, aunque advirtieron que pedirán cuentas al ex coordinador de la bancada en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, quien nunca rindió cuentas del dinero; legislador que impuso el detestable (para los panistas) de Ricardo Anaya ¿Habrá rendición de cuentas de tanto abuso o se escudarán en los acuerdos parlamentarios en donde a todos les toca y reciben algo, para acallas a los inconformes? La fiscalización, obligación que los ex legisladores impidieron realizara la Entidad Superior de Fiscalización. Ese tremendo “hoyo negro” que se tragaba enormes cantidades de recursos será escudriñado para conocer la profundidad del fondo. De tal suerte, no les costará nada a los nuevos legisladores hacer recortes ante la abusiva abundancia de dinero, eliminarán los excesos en que incurrían los ex legisladores federales. La austeridad parecerá de cierta y de algún modo lo será, eliminando cualquier exceso.

Lo confirmó Martí Batres, presidente de la Cámara de Senadores, al asegurar que el primer gran tema que el “Congreso” (las dos Cámaras) van a discutir sobre la austeridad; dijo que, “lo van a discutir en un doble plano; por un lado, al interior de las Cámaras y por otro, con una visión de Estado”; para posteriormente referir que así lo ha comentado el propio Presidente electo. La visión de Estado va más allá de ser una posición de gobierno, pretenden “subordinar” a todos los organismos públicos a la misma regla, sin importar que en el camino violen la autonomía constitucional de algunos órganos ajenos a los Poderes públicos, por ejemplo: el INE o la CNDH. Legalmente el Poder Judicial será el único que podrá constitucional y legalmente poner un freno antes de que se desboque la caballada de las nuevas autoridades, para después no haya quien las pueda contener. No olvidemos que los Ministros le aseguraron a López Obrador, que ellos harían un recorte de 5 mil millones de pesos, así de sencillo ¿Les sobra dinero? Claro que no fijaron postura alguna sobre reducir sus abultadicismos emolumentos. Así empiezan los gobiernos autoritarios, socavando, restando poder a los demás para concentrarlo en unos cuantos y estos a su vez dejarlo en manos de una persona: el Presidente de la República. Por supuesto que son malos augurios de la nueva “caballada”, sobre todo cuando la “muchedumbre aplaude” co9ordinadamente sin razón y sin cesar, como lo demostraron en la sesión del Pleno de las Cámaras.

De manera concomitante, una vez que reciban las iniciativas de la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, estarán aprobando a “pie juntillas” el paquete económico que será enviado con la aprobación del equipo económico de Andrés Manuel López; ahí se verán plasmados los caprichos y prioridades sobre el manejo de los recursos públicos; su distribución. Para la investigación, adelantó el Presidente electo, no habrá incrementos, si acaso prometió que no habrá decremento en esas partidas, algo que no agradó al sector de la investigación en México. Bajo esa perspectiva podrán estar aprobando la eventual ratificación del acuerdo internacional de la renegociación del Tratado o Acuerdo de Libre Comercio con los EUA. Los consensos de todos los grupos parlamentarios se darán sin dilación con las fuerzas minoritarias en la Cámara de Senadores, competente para ratificación de tratados internacionales, quienes seguramente lo aprobarán sin mayor problema. El “demócrata” de Andrés Manuel López Obrador, no asistió al último informe de Enrique Peña, so pretexto de no haber sido invitado, ya tenía agendados otros compromisos que debía cumplir. No hay distanciamiento en la tersa acción de la entrega-recepción. Se cierra un negro capitulo y se apertura otro por demás incierto y peligroso para México.