Niños entre los tres y 10 años de edad, son los más vulnerables a sufrir accidentes

Es importante mantener a los pequeños en actividades recreativas o bien estar siempre bajo la supervisión de un adulto

Traumatismos por golpes o caídas, intoxicación por ingerir productos de limpieza o medicamentos, y quemaduras ocasionadas por la exposición al fuego directo, agua hirviendo o la electricidad; son los principales motivos por los que en temporada vacacional los niños ingresan al servicio de urgencias del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro.

“En temporada vacacional muchos de los niños están en casa todo el día, pues no tenemos la cultura de meterlos a alguna actividad o curso de verano; ellos por naturaleza son curiosos por lo que todo lo que tenemos en casa les llama la atención; es entre los tres y 10 años de edad que se presentan con más frecuencia, pues no son conscientes del peligro o el miedo”, señaló la doctora Claudia Uribe Palacios, jefa del Servicio de Urgencias del Hospital General Regional (HGR) No. 1 del IMSS.

Por lo anterior, se registra un aumento entre el 30 y 35 por ciento de los accidentes en niños, entre los tres y 10 años de edad, en temporada vacacional registrados en el Servicio de Urgencias, por lo que el Seguro Social recomienda a la población en general a mantener a los pequeños involucrados en actividades recreativas durante el verano, etiquetar frascos y botellas que contengan sustancias nocivas para la salud, además de colocarlos en lugares fuera del alcance de los niños, cerrar bien las llaves de la estufa, así como evitar dejar alimentos cocinándose sin la supervisión de un adulto, y utilizar las parrillas traseras al cocinar.

“Debemos tomar en cuenta que más de tres minutos de silencio en casa cuando hay niños, puede ser sinónimo de que algo raro sucede, por tal motivo hay que dedicarles tiempo para que desfoguen toda la energía en alguna actividad y no solo en la televisión”, agregó la doctora Uribe Palacios.

En caso de presentar una urgencia en casa es importante identificar primero la situación, en caso de que el niño haya ingerido alguna sustancia tóxica no se debe provocar el vómito, pues algunos líquidos queman al entrar al organismo y pueden volver a hacerlo al ser expulsados.

Si sufrió una quemadura, hay que determinar la gravedad de ésta, algunas pueden ser tratadas en casa enfriando la zona; en caso de una quemadura mayor, ya sea por agua, fuego directo o electricidad, se recomienda acudir al servicio de urgencias de forma inmediata, lo mismo si se trata de una contusión en la cabeza o si es un golpe en alguna otra parte del cuerpo, considerar si existe dolor intenso, aumento de volumen en la zona afectada o deformidad, de ser así, se considera una emergencia.

“Desafortunadamente hay mamás sobreprotectoras y al primer golpecito queremos llevarlos a urgencias, por eso es importante valorar la situación y la gravedad de la lesión”, comentó Claudia Uribe.

Por lo que se exhorta a la población a hacer un correcto uso del Servicio de Urgencias las cuales pueden ser atendidas en el HGR No. 1,ubicado en Zaragoza, casi esquina con 5 de febrero, en la UMF No. 9 de Felipe Carrillo Puerto, en la UMF No. 8 del municipio de El Marqués y el HGZ No. 3, en San Juan del Río, y en la UMF 16 —atención médica continua— en avenida Constituyentes.

Asimismo en la UMF 4, en Tequisquiapan; la UMF 5, en Pedro Escobedo; la  UMF 6, en San Juan del Río; en la UMF 12, en Cadereyta de Montes, en la UMF 10 de Los Alcanfores; en la UMF 15 de Desarrollo San Pablo.

 

 

 

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *