¿GUANTANAMO ES DE LOS GRINGOS?

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Noviembre de 2016.- Por la muerte de Fidel Castro Ruz, acaecida apenas el viernes 25 de noviembre, bien vale la pena recordar parte de la historia de uno de tantos actos rapaces cometidos por los Estados Unidos, en contra de países como Cuba ¡Cómo no recordar el robo de la mitad de nuestro territorio mexicano! Abusivos que no han podido derrocar al régimen socialista de los Castro, a pesar de más de medio siglo de bloque comercial y financiero.

En 1898, el Congreso de los EEUU declaró la guerra a España. Estados Unidos la llamó La Guerra Española-Estadounidense, para Cuba es la intervención de EEUU en su segunda guerra de independencia. Con el argumento de lanzarse a la guerra para liberar a Cuba de España, la verdad es que Washington se apoderó de las colonias españolas Guam y Las Filipinas, en el Pacífico, y Puerto Rico y Cuba, en el Atlántico.

Arrebatándole la victoria de las manos a los rebeldes cubanos que prácticamente habían derrotado a los colonialistas españoles, las tropas de EEUU ocuparon la isla, y el puerto en la Bahía de Guantánamo, durante cuatro años. A cambio de la remoción de esas tropas, el gobierno cubano, que había sido instalado por Washington, incorporó en la nueva constitución cubana la Enmienda Platt, un tratado permanente de arriendo 117.6 Km2 de la Bahía de la ciudad de Guantanamo a los EEUU.

De esta forma, La Enmienda Platt firmada en 1903 –por la fuerza- entregó el control de Cuba a Washington y permitió que la isla pasara de colonia de España a neocolonia de Estados Unidos. La Base Naval de Guantánamo, ubicada cerca de la punta oriental de Cuba fue instalada allí, en una posición estratégica en el Caribe. Se trata de un puerto de aguas profundas, con 49 km2 de tierra firme, 38,8 km2 de agua y el resto es de terreno pantanoso.

Infame abuso de los norteamericanos. El arrendamiento de la bahía de Guantánamo estipulaba que no expiraría hasta que ambos países acordaran su terminación o hasta que los Estados Unidos no la necesitase. Esta ley del Congreso de Estados Unidos fue impuesta en la primera Constitución cubana bajo la amenaza de que de si no se aceptaban, la isla permanecería ocupada militarmente.

Al respecto, la Convención Internacional sobre Derecho de Tratados, celebrada en 1969 en Viena, Austria, en el artículo 52 declara nulo todo tratado cuyo consentimiento se alcance con la amenaza o uso de la fuerza, como ocurrió en este caso. Por otra parte, el arrendamiento de las tierras y aguas cubanas al gobierno de los Estados Unidos para el establecimiento de la base naval en Guantánamo según el Tratado Permanente de 1903 y el de Relaciones de 1934, sustituto del primero, se realizó por el tiempo que necesitaren los norteamericanos.

Al no fijarse fecha de devolución y quedar a perpetuidad si así lo deseaban los norteños, se viola lo establecido legalmente para este tipo de convenio pues resulta un absurdo jurídico que el propietario de algo no sea capaz de recuperar en un momento dado su propiedad.

El actual gobierno cubano exigió el 5 de marzo de 1959 que Washington terminara su ocupación en la provincia de Guantánamo. Pero Washington la continúa arrendando. Originalmente el pago era de 2.000 dólares anuales en oro pero más tarde pasó a realizarse por medio de cheque anual por 4.085 dólares, 30 dólares por Km2, colocado en un banco en Suiza.

El gobierno cubano, desde 1959, se ha negado a cobrar  este arrendamiento porque hacerlo sería reconocer la legalidad del enclave. El contrato de arrendamiento especificaba que el área era «para el uso exclusivo como estación carbonera o naval», pero Washington ha utilizado permanentemente Guantánamo para cualquier propósito.

Las autoridades cubanas han declarado en muchas ocasiones que no aceptarán ninguna negociación con respecto a este territorio ilegalmente ocupado, que no sea la retirada incondicional de las tropas extranjeras allí acantonadas contra la voluntad expresa del pueblo de Cuba.

El gobierno cubano ha ratificado que no intentará recuperar sus legítimos derechos mediante la fuerza y esperará pacientemente a que la justicia se imponga tarde o temprano.

 Y así hay quienes apoyan a los gringos por sus bárbaros abusos en contra del pueblo cubano.

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.