Mujeres menores de 19 años y mayores de 40 con más riesgo de tener parto prematuro

Infecciones vaginales o urinarias, diabetes e hipertensión pueden ser las causas más comunes

Una de las principales causas que promueven los partos prematuros son complicaciones en la madre: infecciones recurrentes —vaginales o urinarias—, diabetes, hipertensión arterial, cardiopatías, problemas renales, sangrados, así como el estrés; además, influye el factor de la edad, que sean menores de 19 años o mayores a los 40.

El doctor Rafael Calderón Castro, jefe de Neonatología del Hospital General Regional No. 1 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, indicó que entre el 12 y 14 por ciento de los seis mil nacimientos que se registran de manera anual son bebés prematuros, en su mayoría varones.

“Actualmente, existen más casos de partos prematuros, es decir que no rebasan las 37 semanas de gestación, esto por cuestiones como el estrés y el estilo de vida de la mujer actual; sin embargo, se reconoce que hasta un 90 por ciento de los bebés prematuros que pesan más de 800 gramos pueden llegar a sobrevivir”, señaló el especialista.

Cuando el producto no alcanza la madurez física dentro del útero, al nacer deben de pasar la primera etapa de su vida en la unidad de cuidados intensivos neonatales, en donde se le proporciona una atmósfera lejos del estrés, que cubre las necesidades básicas de calor, nutrición y protección para procurar un crecimiento y desarrollo adecuados.

Dentro de las complicaciones más comunes que presentan son pulmones inmaduros asociados con dificultad respiratoria, neumonía y apnea, además, hemorragia intraventicular, es decir, sangrado en el cerebro debido a los vasos sanguíneos inmaduros; incapacidad para mantener la temperatura corporal, ya que nacen con poca grasa y una piel inmadura, entre otras.

Rafael Calderón indicó que los bebés prematuros se enfrentan a problemas de salud durante toda su vida, como el trastorno llamado autismo, discapacidades intelectuales, parálisis cerebral o pérdida de la audición o visión.

Por lo anterior, el Seguro Social mantiene una campaña constante para lograr que todas sus derechohabientes que deseen embarazarse o ya lo estén acudan de inmediato con su médico familiar para iniciar con su control prenatal, lo que permitirá un seguimiento de cerca del avance del embarazo, de la madre y del bebé.

Entre estas acciones se encuentra una alimentación adecuada, consumo del ácido fólico —para prevenir malformaciones del tubo neuronal en el producto—, ejercicio, educación prenatal y la valoración médica necesaria para la vigilancia del embarazo, y con esto evitar las múltiples complicaciones como la preclampsia o eclampsia.

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.