Consumirlo en ayunas reduce la acidez gástrica, debido a que forma una película en la pared estomacal, favorece el tránsito intestinal, mejora la absorción de nutrientes como el calcio, magnesio, zinc y vitaminas del grupo B; ayuda a optimizar el trabajo del hígado, la vesícula biliar y el páncreas.

A nivel cardiovascular, reduce el colesterol “Malo” e incrementa el “Bueno”, además de ayudar a reducir la grasa abdominal.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *