Jalpan de Serra.-No podían faltar los abanicos en plena sesión de la Cámara de Diputados que este jueves sesiono en el corazón de la Sierra Gorda, varias diputadas estaban que no aguantaban el intenso calor que aún adentro del Teatro del Pueblo se sentía, no es para menos aquí lo que caracteriza a la región es justamente las altas temperaturas y bueno sin aire acondicionado.

Sesión de poco más de tres horas donde se abordaron y se aprobaron por unanimidad varios dictámenes que tienen que ver con mejoras a las leyes y que benefician en particular a los habitantes de este región como es el caso de incluir a la medicina tradicional al sistema de salud del estado de Querétaro, que el casamiento sea autorizado hasta cumplir los 18 años y que al vino de mesa se le quiten impuestos para incentivar su producción en nuestra entidad.

Muy temprano los diputados José González del PAN, Lety Mercado del PRi y Carlos Lázaro Sánchez Tapia del PRD, sostuvieron una reunión en céntrico hotel de esta cabecera municipal para escuchar un añeja demanda de muchos migrantes que trabajaron en Estados Unidos y que a la fecha no les ha sido entregado el dinero que el gobierno norteamericano les retuvo como parte de un ahorro.

Lo chistoso es que este programa legal de “braceros” fue  de 1942 al año de 1964, haciendo cuentas a cada inmigrante queretano ya le debería tocar cerca de un millón de pesos pero la realidad es que no y solamente se les ha ofrecido la ridícula cantidad de 38 mil pesos, con el cuento de vuelta y vuelta hasta que se cansen.

Por eso lo integrantes de la Comisión de Asuntos Municipales y del Migrante al parecer quiere tomar cartas en el asunto y trabajar en serio para que a los inmigrantes de la Sierra Gorda se les cumpla el sueño de obtener lo que legalmente les corresponde.

Pues resulta que cuando el gobierno de EUA regreso el dinero a los miles de campesinos el gobierno de México decidió erróneamente crear el extinto BANRURAL disque para beneficiar a quienes estuvieron en Norteamerica, nada más alejado de la realidad y los millones de dólares se esfumaron y estos trabajadores agrícolas se quedaron en la indefensión total porque el gobierno tomó un dinero que eran de los campesinos que habían estado en Estados Unidos.

Hoy a más de 50 años hay muchos queretanos que todavía no se les da ni los 38 mil pésos, para eso están trabajando los diputados antes mencionados y para eso se reunieron con personas que ya rebasan la tercera edad y que todavía tienen el sueño de que el gobierno mexicano les regrese lo que tomo y era de ellos, veremos si lega la justicia a estos hombres del campo que trabajaron para los gringos en plena Segunda Guerra Mundial.

Por lo pronto en la sesión del Pleno de la LVIII Legislatura los abanicos siguen apareciendo al igual que los pañuelos y las gotas de sudor.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.