Con la finalidad de informar y sensibilizar a la Juventud sobre la importancia del Derecho a la No Discriminación para fortalecer el respeto a los Derechos Humanos a través del fortalecimiento del autoestima, así como de la desprogramación de estereotipos negativos que pueden afectar su desempeño escolar y el desarrollo personal. El Municipio de Querétaro a través de la Secretaría de Desarrollo Humano y el Instituto Municipal para Prevenir la Discriminación (INMUPRED) capacitaron a 1030 jóvenes sobre El Derecho a la No Discriminación dentro de las instalaciones del Centro Cívico, en el marco del 19 de octubre “Día Nacional Contra la Discriminación”.

El ponente de dicha formación,  Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, integrante de la coordinación de vinculación, programas educativos y divulgación del INMUPRED, a través de dinámicas y reflexiones les brindó a los estudiantes (de secundaria y preparatoria) becarios de la Secretaria de Desarrollo Humano y Social del Municipio de Querétaro, diversas herramientas para prevenir la discriminación o hacer frente a cualquier situación que afecte sus derechos humanos o su desarrollo personal, en base al fortalecimiento del autoestima y respeto a su dignidad humana, que al mismo tiempo les permita construir un proyecto de vida integral.

Así mismo, integrantes del Departamento de Apoyo a la Educación del Municipio de Querétaro reconocieron la disponibilidad que tienen los estudiantes para realizar una labor de ayuda a la sociedad, a través de actividades denominadas como “compromiso social”, las cuales consisten en realizar labores de apoyo para los sectores más vulnerables, el cuidado del medio ambiente, entre otras.

En ese sentido, los jóvenes participantes en esta actividad formativa coincidieron en que las formaciones con sentido humano y no discriminación son importantes para su crecimiento personal integral.

“Nos gustan estas actividades porque nos hacen más sensibles a las realidades sociales que nos están tocando vivir, además nos muestran que lo importante no sólo es tener dinero o cosas materiales. Sino aquellas cosas que nos llenan interiormente, que nos hacen sentir bien y crecer como personas, esas cosas que ningún dinero puede comprar, como la satisfacción de ser solidarios con nuestro planeta, cuidando el agua, sembrando un árbol o apoyar a quienes más lo necesitan como las personas con alguna discapacidad física, los adultos mayores, personas en situación de calle, etc. Porque las acciones que nacen del corazón y no esperan algo a cambio, nos brindan emociones positivas o de crecimiento personal que ningún dinero puede comprar”. Concluyeron.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.