La humedad en esta temporada es alta, por lo que se generan más enfermedades

Sin el cuidado adecuado se puede presentar insolación, agotamiento, erupciones cutáneas o calambres

Ante el aumento de las temperaturas y de las enfermedades relacionadas con el calor y la radiación solar, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, recomienda en esta temporada se tomen las medidas necesarias para evitar problemas graves de salud, como los golpes de calor.

La primera recomendación es evitar la exposición prolongada y directa de la piel al sol; y si se  reciben grandes cantidades de calor y humedad, será necesario beber una cantidad adecuada de líquidos —más de dos litros al día—, indicó el doctor Héctor Castillo Perrusquía, médico adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 13 del IMSS.

Señaló que los niños se ajustan más lentamente que los adultos a los cambios de temperatura del medio ambiente y, por lo general el cuerpo se enfría solo mediante la sudoración, pero en los climas calurosos, especialmente con altos niveles de humedad, la sudoración no es suficiente. A tal grado que la temperatura corporal se puede elevar hasta niveles peligrosos y es posible desarrollar enfermedades graves.

“Entre los padecimientos relacionados con las altas temperaturas, está el golpe de calor, agotamiento, calambres y erupciones cutáneas, sobre todo si se encuentran de vacaciones en lugares calurosos”, aseguró Héctor Castillo.

Además, existe el riesgo de los rayos ultravioleta (UV), que son una forma invisible de radiación y que pueden penetrar la piel y dañar las células, causando quemaduras de sol. También está la insolación —piel roja y caliente— acompañada de quemaduras, irritaciones y alergiasEs por eso que se recomienda el uso de bloqueadores solares para actividades diurnas en todas aquellas partes del cuerpo que estén expuestas al sol.

Castillo Perrusquía indicó que “otro riesgo que se puede presentar puede ser la deshidratación, que se produce cuando la salida de agua y sales de nuestro organismo es superior a la entrada de las mismas, para prevenirla, hay que evitar el exceso de abrigo y de alcohol”.

Por otro lado, añadió que durante el periodo vacacional son comunes las intoxicaciones, las cuales se producen por el consumo de alimentos que contienen bacterias, virus, hongos, debido a un mal manejo o poca higiene de estos durante su preparación. Estas se manifiestan mediante diarreas, vómitos, dolores y fiebre.

Algunos consejos que emite el IMSS para prevenir y controlar las enfermedades producidas por el calor son: baños de agua fría, tomar más líquidos, evitar bebidas que contengan cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, pues estos le hacen perder más líquido a su cuerpo; permanecer mayor tiempo en lugares cubiertos, usar ropa liviana, de color claro y que no sea apretada.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.