TWITERO IRACUNDO

POR HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ-

Junio 28 de 2016.- Un tal “Pancho Domínguez” –falso por supuesto- que viaja por las redes del twiter se molestó sobre manera por la crítica que se hace por el dispendio del gasto que realiza la autoridad municipal en la compra de plantas ornato -de hule- para cubrir las paredes de triplay, ahora que vuelven a modificar el Jardín Zenea, a un costo de 23 millones de pesos.

Este hecho causó mucha molestia en un bueno número de navegadores en las redes sociales por el oneroso y dispendioso gasto que han hecho por la compra de esas plantas de plástico, sobre todo después de más de un mes de ver las paredes de madera que impiden la visibilidad de la obra.

De tal manera que empezó la especulación para intentar saber cuánto había gastado la autoridad municipal –¿será para llegar a los 23 millones de pesos de la obra?- así que iniciamos con cuentas alegres. Un cálculo, dicen, es de 200.00 pesos por metro cuadrado el costo de tapizar el triplay. Y si el cuadrado que cubre la obra es de 200.00 metros de largo –aproximadamente por los cuatro costados- por 2.50 mts de altura –aproximadamente-. Luego entonces si Pitágoras no miente hay una superficie de 500.00 metros cuadrados.

Y si cada metro cuadrado cuesta 200.00 pesos, habría que multiplicarlos por 500.00 metros cuadrados: nos arroja la cantidad de 100 mil pesos. Sí, 100 mil pesos. 100 mil pesos tirados a la basura ¿Usted cree que era necesario tapizar de plantas de ornato esos 500 metros cuadrados de triplay? ¡Por supuesto que no! Menos si la obra lleva más de un mes con esa fisonomía en la que solo colgaban mantas del costo de 23 millones de pesos por la remodelación.

Tal vez el fondo del asunto sea lo de menos para “Pancho”; sí, lo de los dineros, al fin y al cabo la autoridad simplemente tiene la obligación de gastarse el presupuesto público,  independientemente de los beneficios que la obra pública pueda traer a la población; como aquella del Lienzo Charro, que a nadie benefició y muchos millones se fueron a los bolsillos de unos cuantos. Casi 200 millones de pesos tirados que no han servido para nada, mientras que para la mejora de caminos en Santa Rosa Jáuregui apenas si llegan a los 3 millones de pesos. Así de contrastantes son los criterios para el uso del dinero público.

En el caso que nos permitimos comentar, es por el uso del “alias” de “Pancho Domínguez”, en las redes sociales –libres por supuesto y sin restricciones- quien pretendiendo hacer una defensa por el hecho de un equívoco en la multiplicación, desvía el fondo. El ignoto pretende defender lo indefendible. Seguramente es de esos “navegantes pagados”, a sueldo, que solo buscan justificar y defender ciertos actos de autoridades; claro, también la sociedad tiene la irrestricta libertad de criticar, aunque no siempre tenga la razón. El ignoto, en lugar de ayudar  a las autoridades dispendiosas, más las evidencia.

Vaya gasto irresponsable por un simple ornato que en poco tiempo irá a la basura.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.