30 EMPRESAS VALET PARKING SIN LICENCIAS

Informó el Secretario de Movilidad del Municipio de Querétaro, que encontraron 30 empresas de “Valet Parking”, prestando servicio en restaurantes sin permiso alguno ¿Y los restauranteros cómo permiten ese servicio sin licencia alguna? ¡Inconcebible!

Seguramente poco se han puesto a reflexionar el peligro que implica el que los comensales den las llaves de sus vehículos a personas que están al margen de la ley. Acaso se habrán puesto a pensar que esas personas, los “acomodadores” -que no tienen registro alguno- respecto de las cuales nadie sabe quiénes son, de dónde vienen, sus antecedentes, se quedan con el juego de llaves y que pueden obtener duplicados sin mayor problema; que abriendo la guantera encuentran el nombre del dueño del vehículo, el domicilio y demás datos personales de los “clientes”.

Será casualidad pero, parece haber mucha coincidencia en el hecho de que, Querétaro sea el primer estado de la República en que se roban más vehículos y esto no tiene mucho; los robos de vehículos han aumentado increíblemente. Y las empresas de “acomodadores” de carro tan campantes, ni licencias ni permisos ni nada que cumplir, basta con que se pongan de acuerdo con los restauranteros y a trabajar.

Y todavía hay otro riesgo más, esas “empresas fantasmas” no se hacen responsables de nada una vez que sus empleados hacen uso de los vehículos, muchos de los cuales son “acomodados” en la calle ¿Por qué los restauranteros accedieron a semejante abuso? Por supuesto los mismos restauranteros no se hacen responsables de nada. Ellos se justifican en que es otra empresa la responsable y no ellos de los vehículos ¡Por favor!

Y no se diga los fines de semana, los “Valet Parking”, hacen de las suyas en los antros, ahí se observa con mayor claridad los abusos que cometen tanto restauranteros como “acomodadores”; y es que, las “mafias” son tremendas, si usted osa no dar el vehículo en manos de ellos, resulta que se lo rayan o le desinflan las llantas; o por aun, le dan algún golpe con otro vehículo. Y por supuesto no hay autoridad alguna que ponga orden en este caos que agravia a los consumidores.

 

Bien por la autoridad municipal que –lentos, lentos- intenta poner orden en el mercado de los “acomodadores” de vehículos. Lo que resulta incomprensible es el hecho de que hayan permitido la proliferación de estas “empresas fantasmas”. Igualmente es inconcebible que los mismos restauranteros haya fomentado el crecimiento de estas “empresas”, simple y llanamente se apersonen con ellos y les den autorización para trabajar en el mismo restaurante ¿Acaso les dan una parte sin responsabilidad alguna? Puede ser, es una de las posibilidades. Y todo en agravio de la economía de los sufridos consumidores.

Y todavía más incómodo resulta para los comensales cuando, después de pagar cuentas abultadas –Querétaro uno de los estados más caros en toda la República Mexicana-, pagar el costo del “Valet Parking”, el acomodador le dice el cliente: lo que quiera dejar de propina ¿Por qué la insensibilidad de los restauranteros para con los que les dan de comer y sus ganancias también? Y lo más grave ¿Por qué hacer caso a la autoridad municipal en no tramitar licencia alguna? Y los empresarios de empresas de “acomodadores” simplemente poner una sombrilla, unos chalecos azules con amarillo y a cobrar a los comensales.

 

Ahora que la autoridad municipal intenta poner orden, debiera establecer requisitos de identificación de los “acomodadores”, no solo la licencia, pues de tras de ellos hay otra industria que se relaciona con robo de vehículos; no es circunstancial que Querétaro ocupe hoy día el primer lugar. No es circunstancial.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.