TRAS LA VERDAD

TRAS LA VERDAD

- in Noticias 2, Querétaro
30
PARRA

LOS SOBORNOS DEL SIGLO

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Jueves 13 de febrero de 2020.- Sin lugar a dudas que la “estafa maestra” se quedó corta con la cena del deshonor a la que convocó el Presidente de la República, a la clase empresarial pudiente de México. Al menos 100 “invitados”  asistieron al acto de soborno, al cohecho institucional, sujetos voluntarios al fructífero negocio de la extorsión o como usted quiera llamarle. A nadie se invita a cenar para pedir a sus invitados que regalen millones de pesos al gobierno federal, para cubrir las ineficiencias propiciadas por el mismo titular del Poder Ejecutivo, para financiar sus fallidos proyectos. Para solventar económicamente uno más de sus proyectos, se inventó rifa de avión que no será rifa, crea la ilusoria venta de un avión que no puede vender, segundo fracaso; al no tener más opciones para sacar dinero (se le ocurre) decide el Presidente invitar a empresarios para que le obsequien dinero, sin importar de dónde venga ese enorme caudal de 2 mil millones de pesos que pretende, simplemente solicita a sus invitados “donen” de 20 millones de pesos en adelante, supuestamente para la compra de insumos hospitalarios, obligación a cargo del poder público, para eso son los impuestos que pagan los empresarios, hábilmente se adelantó al Teletón de Televisa; sin lugar a dudas la ilegal extorsión se trató de un doble impuesto, una exacción, por tanto ilegal, disfrazada de donación.

 

Como coderos uno a uno fueron llegando los empresarios a Palacio Nacional, la noche del miércoles, para cenar tamales, acompañados con “atole con el dedo” que les daría el mismo López Obrador. Hasta esta hora no se sabe a cuánto ascendió el costo de la cena, con hermetismo se guarda la cifra. Los empresarios que fueron entrevistados a la salida de la magna cena, no quisieron confesar a cuánto ascendió la “voluntaria donación”; excepción hecha de Benjamín Hernández, del grupo Vitro, quien por salir del paso dijo haber donado 300 mil pesos, cuando que el formato que les distribuyeron a los asistentes consideraba cifras que iban de los 20 a los 200 millones de pesos; o el empresario Humberto Garza, del grupo Famsa, quien a pregunta de un reportero dijo no recordar las cifras que contenía el documento, a pesar de haberle dicho que el documento consignaba hasta los 200 millones, pero el empresario “bateó” al reportero. Total, que, como niños regañados los empresarios asistieron y no quisieron confesar de a cuánto fue el “moche o paso de charola presidencial” ¡El soborno del siglo! Esa acción sin duda alguna configura un o varios delitos ¿Para eso sirvió el nuevo “gabinete económico que formó López Obrador, para esquilmar o estafar a los empresarios? ¿Qué le sigue?

 

La cena tuvo su “mesa de honor”, para diferenciar quién es quién; presidieron el evento, que más que cena pareció otro acto oficial, el Presidente de la República, acompañado, entre otros, por el empresario más influyente del gobierno de la 4T, Carlos Slim; asimismo estuvo el Secretario de la Defensa Nacional, ahora convertido en empresario constructor del gobierno lopista. Como semejando la última cena de Jesús Cristo, 12 personas presidieron la cena (reunión), una sola mujer, parecía la Magdalena, al lado de López Obrador. Resulta vergonzante la forma de gobernar de Andrés Manuel López Obrador, indignante para la clase empresarial pudiente, a la cual ultraja, la somete; por algo esa misma “clase burguesa” (diría el mismo López Obrador, a quienes no se ha cansado de ofender) no invierte, saben de las patrañas que acostumbra el Presidente de la República. El objetivo de Andrés Manuel López,  es hacerse, por lo pronto, de 2 mil millones más, en lo que llega la fecha de la rifa del imaginario avión presidencial ¿Si es tan urgente la compra de insumos hospitalarios, por qué esperar hasta el 15 de septiembre para su adquisición? ¡Patrañas del Presidente!

 

Supongo que, aquel empresario que no coopere, será sometido a la furia de la Unidad de Inteligencia Financiera, para encontrarle alguna irregularidad al empresario y someterlo a la “justicia”, mientras lo empobrece con la nueva atribución de extinción de dominio, que le permite a López Obrador, quitarle todo a quien él desee, de esa nueva atribución sacaron los otros 2 mil millones que en esta misma semana (humillantemente) el sobajero del Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, fue a entregar de forma por demás ilegal a López Obrador. Debió entregar ese dinero a Hacienda, con toda la documentación que justifique la recaudación. Otros 2 mil millones más que no esperaba en una sola semana, 4 mil millones en manos del Presidente, un dinero mal habido, sin juicio de por medio, solo a través de un “convenio”, el Fiscal obtuvo 2 mil millones de pesos (supuestamente extraídos ilegalmente del bolsillo del Infonavit), violando todo procedimiento el “Procurador General de la República” fue arrodillarse ante el “rey” para llevarle regalías, producto del cargo que ocupa. Otro delito que presumen los altos “jerarcas” del gobierno de la 4T ¿A dónde vamos a parar con un gobierno que practica la extorsión como método de recaudación? Por eso el delito de extorsión se ha incrementado en México y cómo no, si el mismo López Obrador, lo practica sin consecuencia alguna. De mal en peor el gobierno de la 4T.