INFORME DEL RECTOR EN PLAZA DE ARMAS

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Enero ¿Por qué el Rector de la UAQ Gilberto Herrera, dará su quinto informe de actividades en Plaza de Armas? Sin lugar a dudas encierra un doble mensaje. El académico, de investigación y rendición de cuentas, que es poco creíble; y el político, más asequible en estos momentos.

El Consejo Universitario aprobó la realización del informe del Rector en Plaza de Armas, entiéndase frente a la oficina del gobernador del estado, quien últimamente ha dicho que el Rector está “hecho bolas” con aquello del incremento del 15% al presupuesto de la UAQ.

El mismo Francisco Domínguez, instruyó a los responsables de su gobierno para que le expliquen aquello de los dineros que no entiende el Rector. Una vez más se tensa la relación entre la UAQ y el gobierno del estado, sin necesidad alguna.

De acuerdo con lo resuelto por el Consejo Universitario, máximo órgano colegiado de decisión en la Universidad, la sesión de Consejo será en Plaza de Armas, además habrá módulos para que los queretanos se informen de manera directa de aquello que realiza la Universidad con el dinero del erario que recibe. Hasta ahí las cosas no parecen tan malas, incluso son buenas, los interesados podrán acudir el 16 de febrero próximo a informarse de las actividades de la UAQ.

Más no es coincidencia lo acordado a propuesta de Gilberto Herrera. Bien se sabe que no son muy buenas las relaciones entre el Rector y el gobierno. Recordemos cuando por un conflicto sindical con el Steuaq, el mismo Rector llevó a los universitarios a Plaza de Armas, ahí hubo un mitin, habiendo asistido varios cientos de universitarios; en ese mismo lugar Gilberto reclamó al gobierno la falta de apoyo económico para resolver el problema con el sindicato; cuando todos suponían que el problema era con el Sindicato por sus exigencia contractuales, pero no fue así, el reclamo fue a gobierno del estado por falta de dinero para acceder a las pretensiones de los sindicalizados.

Al final el asunto se arregló sin mayores consecuencias, bueno salvo la parálisis en que se vio envuelta la universidad por la huelga, la cual fue una de las más prolongadas de su historia; todas las instalaciones universitarias fueron cerradas por los huelguistas. El gobierno salió en apoyo de los universitarios, el asunto se solucionó.

De nueva cuenta se pretende llevar a los universitarios a Plaza de Armas, para que sesionen frente a la oficina del gobernador. Ahí, públicamente el Rector dará cuenta del estado que guarda el estado administrativo de la UAQ. Seguramente se hará el reclamo por la falta de recursos económicos, ahí deberá estar Alfredo Botello Montes, Secretario de Educación y representante ante del gobierno ante el Consejo Universitario.

A esta singular situación se suman las cuentas públicas derivadas del trabajo realizado por la Entidad Superior de Fiscalización del Estado, la Entidad argumenta que no están muy claros los manejos de los recursos públicos; están pendientes de solventarse las observaciones.

Por si fuera poco, el Rector enfrenta el problema sindical del Supauaq, el cual tiene dos representaciones; una de ellas con la acreditación del gobierno con la toma de nota; el otro no. Ambas dirigencias en conflicto legal por la titularidad del Sindicato y las negociaciones contractuales suspendidas por la incertidumbre y falta de certeza para con quién negociar. El Rector no quiere reconocer la legalidad  -por lo pronto- de quien tiene la toma de nota otorgada por la Junta de Conciliación y Arbitraje.

 Conclusión. El quinto y penúltimo informe que rendirá el Rector frente a la oficina del gobernador, me parece que no fue una medida acertada. Sin embargo todo indica que se trata de una silenciosa y pacífica manera de manifestar la inconformidad, solo espero que al final la UAQ, mi Alma Mater, salga ganando de las desavenencias, sin generar conflicto alguno.

 

 

Por admin

Deja una respuesta