¡LO ILÓGICO DE LO LÓGICO!

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Jueves 12 de 2017.- Todos dicen apretarse el cinturón ante la crisis energética y los recortes presupuestarios, cuando debiera ser una política económica y financiera permanente y no solo transitoria, solo a virtud de la emergencia.

Nos decía el maestro de Derecho Fiscal, el Maestro Domingo Olvera Cervantes: centavo que se recauda, centavo que debe gastarse. Para eso se les cobra a los contribuyentes, para que se gaste el dinero en los programas que se planteen durante el ejercicio fiscal correspondiente; el dinero del erario no debe ahorrarse.

Por eso extrañan las posturas como las de Mario Calzada, Presidente Municipal de El Marqués, quien “inocentemente” presume y dice que, desde el día uno de su administración ha sido austero, logrando un ahorro cercano a los 12 millones de pesos. Esta postura significa una mala planeación y pésima administración, dado que no estaría cumpliendo con sus programas, mucho menos con sus objetivos.

Peso recaudado, peso programado y gastado. Eso de los recortes en celulares, viáticos, comidas para funcionarios simplemente es un cambio de política económica del gasto y el dinero se canaliza a otros rubros. Pero no son ahorros, tal vez no sean dispendios y eso es bueno ¿Recuerda el “comelitón” a reporteros de varias fuentes informativas? El ágape fue cubierto con el presupuesto público ¿Entonces? No hay congruencia entre lo que se dice y lo que se hace.

Se sabe que ese municipio tiene una de las nóminas más cargadas de los 18 municipios, como lo es también en el Municipio de Querétaro o Corregidora; por eso pueden fácilmente prescindir de un determinado número de plazas; pero, lo cierto que vuelven a recontratar a personal para cubrir los compromisos políticos y la nómina vuelve a crecer, ahí está el caso de la nueva Dirección que administra la Alameda Hidalgo, a quien se le asignaron más de 12 millones de pesos.

Son simples posturas políticas que no se sustentan en una buena planeación del gasto, con eficiencia y eficacia; con metas y objetivos alcanzables, medibles para premiar la eficiencia por medio de la reelección o el cambio de partido. No son verdades absolutas eso de la eficientación del gasto público.

¿A quién le redujo el pago de celulares? ¿Al intendente o a su Secretaria Particular o a su Secretario de Seguridad Pública? Hoy en día en algunos casos es considerado el celular como herramienta de trabajo, en otros es un lujo innecesario; así que no puede presumirse de ahorro, el gasto debe reorientarse.

Que eliminó viáticos ¿A quién? ¿Viáticos a Querétaro o a la Ciudad de México? Claro que no es lo mismo ¿Comidas a cargo del presupuesto del municipio? ¿Eran oficiales, de trabajo o de placer? Se eliminan esos gastos si no son de trabajo. En estos casos el mismo Presidente Municipal debiera precisar a quién le quitó esos privilegios.

La supuesta crisis de los energéticos no debe afectar a los entes públicos, estos deben estar perfectamente bien programados en su gasto responsable; nada de dispendios, nada de lujos, nada de compras superfluas. Y no se puede ni debe ahorrar dinero público, ese debe aplicarse, de lo contrario significa que están cobrando de más a los contribuyentes. Y así Mario Calzada quería incrementar el valor catastral de los inmuebles para obtener más dinero ¡Lo ilógico de lo lógico! Seguramente carece de conocimientos en la administración pública y de buenos administradores que le enseñen la cosa pública.

Las vanidades han salido a relucir con eso de los “sacrificios en el gasto” con los recortes. No señor, lo que sucedía era que no hay orden, que simplemente se gastan el dinero de acuerdo a lo que recaudan. Eso no es una buena administración. Eso es abuso, corrupción.

 

La autoridad municipal debe enfocar sus esfuerzos hacia la población, atender las necesidades acorde con las obligaciones constitucionales y legales; entiéndase la seguridad pública, el alumbrado, la recolección de basura, los mercados, las vialidades, banquetas, etcétera. Ese es su objetivo fundamental, atender con eficiencia y eficacia esas responsabilidades y no andar presumiendo de ahorros por gastos superfluos, esos deben castigarse, no restringirse. Así se evita la corrupción.

Es bueno que se bajen salarios cuando estos no sean acordes con la responsabilidad y los conocimientos, eso es en cualquier empresa, seguramente por eso Mauricio Kuri González, Presidente Municipal de Corregidora, ha decidido reducir sus emolumentos. Otro de los municipios cuya nómina creció desproporcionadamente. Parece pasarela de presidentes municipales para que demuestren sus capacidades histriónicas y presuman quién ahorra más. Marcos Aguilar presume que no habrá incrementos a funcionarios de primer nivel y fustiga a Mauricio Kuri, con eso de la reducción de su salario, eso es muy poco, dijo.

Deben entender que el gobierno no está para ahorrar. Simplemente hay que reorientar el gasto y este hacerlo eficiente, con una aplicación eficaz en beneficio de la población. Así de sencilla es la administración pública. Lo demás son “vanidades políticas” ¡Lo ilógico de lo lógico!

 

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *