DUARTE PIDE LICENCIA FALTANDO 48 DÍAS PARA TERMINAR

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Octubre 12 de 2016.- El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, pidió licencia para separarse del cargo de gobernador de su Estado, faltando 48 días para la conclusión de su mandato. Sin embargo, en su documento no explica las razones de su separación. La PGR lo investiga.

Son muchas las acusaciones mediáticas que pesan en su contra, ninguna hasta ahora dirigida a su persona. Se le acusa de la desviación de miles de millones de pesos por medio de empresas “fantasmas” que supuestamente prestaron servicios al gobierno de Veracruz. Eso está consignado en las cuentas públicas. Ha informado la autoridad federal PGR, que ya existen órdenes de aprehensión en contra de quienes aparecen como responsables de las empresas “fantasmas” y pronto se espera sean ejecutadas.

Quien no recuerda a los exgobernadores Mario Villanueva, de Quintana Roo; Andrés Granier de Tabasco; o Tomás Yarrington, de Tamaulipas, entre otros; ellos tuvieron que enfrentar a la justicia federal por diversos delitos, algunos relacionados con el crimen organizado. Estos ha pisado la cárcel y por muchos años, incluso con órdenes de extradición a los EUA.

Otros han librado los problemas de cárcel como Humberto Moreira, a quien no se le pudo comprobar nada –o no quisieron-. Se le acusó de haber endeudado a su Estado por más de 32 mil millones de pesos. Nada le probaron sobre abusos o desvíos del dinero público. En enero de este año fue detenido en España, muchos de frotaron las manos por ello, creyeron que si en México se salvó, no sería lo mismo en aquel país ibérico; Moreira salió bien librado y todo terminó.

Ahora con Javier Duarte, muchos se frotan las manos para que se encarcele a un priista, como es el caso de Ricardo Anaya, quien va a todas a ver si le atina a una de ellas de “milagro”, no por las acusaciones que haga o por pruebas de cargo que presente. Alejandra Barrales, lideresa del PRD, tibiamente pide se aplique todo el peso de la ley, frase desgastada que nada significa. Aceleran el juicio político en su contra, pero de nada servirá, el juicio de risa solo sirve para separarlo del cargo e inhabilitarlo, en caso de encontrarlo responsable; pero el señor les ganó la jugada, al separarse del cargo de gobernador ya no hay juicio válido, ya no es servidor público ¿Sería esta la razón de su salida?

El gobernador elector de Veracruz, Miguen Ángel Yunes, ese sí es uno de los principales acusadores de Duarte y se ha empeñado en verlo refundido en la cárcel. Pero el gobernador electo es acusado por su contrincante político Javier Duarte, quien le imputa varios delitos, entre ellos el de enriquecimiento inexplicable, gobernador electo que está siendo investigado por la PGR, por 400 millones de pesos. Es pues una “carnicería política”.

En el PRI, su dirigente nacional Enrique Ochoa, ha pedido inicie el procedimiento para despojar de los derechos partidarios a Javier Duarte, por aquellos de las “recochinas” dudas. Esperemos no les suceda lo que pasó con Cuauhtémoc Gutierez, con aquella falsa acusación que le imputara la “periodista de investigación” Carmen Aristegui; quien pagó a una testigo para que lo acusaran de lenocinio entre otros delitos; lo destituyen y le desgraciaron su vida. Al final Cuauhtémoc, quedó jurídicamente libre de todo, mas no se salvó del desprestigio.

En el caso de Javier Duarte de Ochoa, resulta inexplicable lo de su solicitud de separación del cargo ¿Será para preparar su defensa? ¿Acaso pretenderá huir de México? ¿Se incorporará a otro cargo público como lo hiciera José Calzada quien pidió licencia para separarse de su cargo? ¿Acaso pretende tomarse unas vacaciones? ¿De gobernación le exigieron su retiro para que no tape los hoyos que ha dejado en las finanzas? Bien a bien no se saben las razones de su solicitud.

Lo cierto que, a pocos días de terminar su periodo constitucional, Duarte pidió licencia, quedará sin el fuero constitucional que lo protege. Y las cuentas públicas son evidentes de los descarados desvíos de recursos públicos.

Por lo pronto desde septiembre pasado la PGR atrajo la competencia para de investigación por atracción, por conexidad; están abiertas os carpetas de investigación, en su caso podrían consignar al exgobernador con licencia, teniendo como base de la acción penal las cuentas públicas y las investigaciones que desde entonces ejecutan, según lo informara el SubProcurador, especializado en delitos federales, José Guadalupe Medina Romero, quien desde ese momento está a cargo de la investigación; también en contra de Vicente Guillermo Benítez González, respecto de la cual a nadie interesa; así como aquellos 35 presuntos implicados cuyos nombres emanan de igual número de empresas.

El espectáculo mediático es el gobernador de Veracruz, Javier duarte, los otros poco importan. Ya sin la protección constitucional del fuero, en cualquier momento podría ser detenido Javier Duarte. Lo que no se sabe es si también existe o no presunta responsabilidad en contra del gobernador electo de ese mismo Estado, Miguel Ángel Yunez, quien también podría ser detenido, no goza del fuero y la incertidumbre está presente. Se imagina en el hipotético caso de que ambos “personajes” fuesen detenidos y procesados, Veracruz se quedaría sin gobernador. Entre tanto, el espectáculo continúa.

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.