NO CONCLUÍA EL FESTEJO MORENISTA Y SUSPENDEN LA FIESTA

NO CONCLUÍA EL FESTEJO MORENISTA Y SUSPENDEN LA FIESTA

- in Noticias 2, Querétaro
34
PARRA

TRAS LA VERDAD

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

Viernes 22 de mayo de 2020.- El pasado 2 de abril el Presidente de la República, emitió un Decreto inconstitucional, ilegal, nulo, apócrifo, alejado del Estado de Derecho, por medio del cual “decretó” la desaparición, como por arte de magia, de todos los fideicomisos que se alimentan con recursos federales, dentro de los cuales hay varios fideicomisos importantísimos, como el que opera el Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. Hasta entonces, todos suponían que el “golpe” estaba dado y nadie podía revertir la orden presidencial, como suele suceder con muchas de las ilegales e irresponsables órdenes del titular del Poder Ejecutivo

El Decreto de López Obrador, ordenó que a más tardar el 15 de abril pasado, los dineros de los fideicomisos deberían estar concentrados en la Secretaría de Hacienda. En conferencia de prensa, el Presidente adelantó que pensaba obtener aproximadamente 3 mil millones más para sus desmanes. Después de atroz orden, nadie discutió, Andrés Manuel, simplemente esperó la recolección del dinero. Mario Delgado, coordinador de la bancada de diputados, advirtió que el dinero de los fideicomisos está calculado en 91 mil millones de pesos ¿Bárbara diferencia de recursos públicos? Los millones los manipulan como si se tratase de canicas. López Obrador, pidió el dinero recaudado en Hacienda y nada, nadie regresó el dinero; la orden del Decreto había sido incumplida, nadie devolvió el dinero, entonces el Presidente preguntó la razón de ello. La respuesta: ¡Su Decreto no sirve, señor Presidente! Se debe reformar la ley para quitarle el dinero a los fideicomisos, antes sería ilegal con consecuencias desastrosas para los ejecutores, también para quien dispusiera de tantos miles de millones de pesos, sin facultad para ello, consignados en la ley, superior al Decreto de Egresos de la federación. López entonces ordenó realizar inmediatamente la iniciativa de ley que le permitiera sacar -saquear-, cuando antes el dinero de los fideicomisos.

 

Más pronta que expedita, la lacaya de Dolores Padierna, presentó la iniciativa el miércoles pasado. Los morenistas iniciaron el festín, pronto más dinero para su Presidente. Quienes antes no se opusieron al Decreto presidencial -¿Sabrían de su inoperancia?-, de pronto saltaron ante la iniciativa de Dolores Padierna. Se les vino encima el mundo de críticas ante aberrante iniciativa. Todos ignoraron que Padierna solo cumplió la orden de Andrés Manuel, que había quedado varada, aquel exigía el dinero que no había ingresado a la tesorería de Hacienda. Todo un margallate entre morenistas. Muchos de sus adorados seguidores izquierdistas del deporte, cineastas y demás, con influencia política, materialmente se les fueron encima; y más allá llegaron las inconformidades, también gobernadores hicieron lo mismo, por pretender eliminar el dinero para apoyo en favor de la población –siempre los más pobres- en caso de desastres.

 

El inepto de Mario Delgado, literalmente acorralado por sus propias huestes, consultó de inmediato con López Obrador y estas fueron sus palabras, que pretendieron justificar la enorme torpeza de López Obrador y sus legisladores: “Se va a la congeladora la iniciativa, vamos a formar grupos de trabajo en parlamento abierto con las comisiones correspondientes, con el gobierno, con Haciendacon Función Pública, con Consejería Jurídica y con los sectores involucrados para que no haya falta de información o incertidumbre. No estamos en contra y no se van a eliminar los recursos para protección de periodistas, los recursos para investigación en desarrollo, ciencia y tecnología, los recursos para apoyar a deportistas de alto rendimiento y los recursos para apoyar y financiar a nuestro cine mexicano y por supuesto no estamos proponiendo dejar a este país sin un fondo de desastres naturales” ¿Qué les pareció la respuesta que dio este viernes Mario Delgado Carillo, coordinador de Morena en Diputados? Fatal.

 

Para no “descobijar políticamente” a Padierna, el anuncio lo dio este mismo viernes Mario Delgado -líder morenista- en conferencia de prensa virtual; acompañado de Dolores Padierna, autora de la iniciativa y vicepresidenta de la Cámara; aquel intentó explicar –justificar- que su intención era que “recursos ociosos”, que son guardados en fideicomisos, se utilicen para enfrentar la crisis económica generada por el COVID-19. Calculaban embolsarle a López Obrador, dijeron, 91 mil millones de pesos.

 

Siguió la inútil perorata que pretendió borrar la torpeza de cálculo político. “No hay ninguna mala fe, no queremos lastimar a nadie, queremos eficientar el tiempo. Nos presiona por un lado que sí se requiere mucho recurso ahorita para tender las crisis y por el otro lado, pues que no tenemos ni siquiera periodo extraordinario ni condiciones para reformarla” ¡Ah bárbaros! Siguieron empeorando el asunto, lo complicó más. Mario Delgado agregó: “Entonces, pensamos que se iba a entender rápidamente y no fue así, nos equivocamos. Yo me equivoqué –alguien tiene que cargar con la culpa-, en todo caso, pensé que iba a ser… como el tema de fideicomisos, sobre todo en medios de comunicación le han dado seguimiento a estudios, investigaciones, cuentas públicas, etcétera, han estado con nosotros en todo esto, pues pensamos que no iba a tener ninguna repercusión, pero la tuvo. Bueno, entonces no nos precipitemos, hagámoslo de una mejor manejara de modo que satisfaga a todos”.  Pretendiendo corregir el error que se origina con el Decreto presidencial, al cual nadie refiere, también dijo que las reglas tienen que cambiar en tema de fideicomisos, pues “No ayudan a la transparencia, se prestan a la opacidad y la Cámara de Diputados no puede ejercer su facultad de fiscalización”. El inepto olvida que la Cámara de Diputados no fiscaliza, esa función está a cargo de la Entidad Superior de Fiscalización.

 

Enormes errores en la gobernanza de los izquierdistas de la 4T, evidencian su voracidad, ignorancia y torpeza. Solo les interesa conseguir más dinero para los proyectos de Andrés Manuel, utilizan de pretexto al Covid-19, para todo. El año pasado saquearon todo, este año quieren más. El Presidente no quiere reconocer que ha quebrado las finanzas del gobierno por sus abusos, por sus excesos de torpeza, a 4 meses de ejercicio del gasto público de 2020, el dinero ya no le alcanza para mantener a su millonaria plantilla de seguidores y mantener sus obras de “relumbrón”.  No le fue suficiente con quitarles el aguinaldo a empleados de gobierno, tampoco reduciendo sus salarios, ni cerrando la mitad de las oficinas gubernamentales para que solo gasten el 25% del presupuesto asignado a ellos. El castillo de naipes que formó, poco a poco se va derrumbando por falta de cimiento que él mismo socavó. López Obrador, encarna la torpeza en su máxima expresión.