Lejos de lo que la inmensa mayoría de queretanos podemos pensar el primer cuadro de la ciudad, el centro histórico y en concreto todo lo que abarca el primer Distrito, tiene una problemática que no escapa a la realidad que hoy vivimos los ciudadanos.

Delincuencia, narcomenudeo, inseguridad, pandillerismo y otras cuestiones es lo que hasta el momento, después de 9 meses, ha detectado y le han dicho a la diputada por este Distrito Daesy Hinojosa Rosas, quien sin ocultar la información reconoce todo lo que pasa en este territorio que en algún momento pareciera idílico pero no lo es.

Hay barrios y colonias, dice la legisladora, como San Francisquito, La Trinidad, la zona donde se ubica la Casa del Faldón y otras zonas donde las quejas le llegan por inseguridad, por falta de atención a los servicios municipales de toda índole.

Además también revela lo que muchos ya sabemos y no queremos ver, algunas zonas residenciales de este primer Distrito y en especial en la ubicación de las colonias Alamos 1, 2 y 3 hay reiteradas quejas de los llamados “afters” que al parecer la autoridad municipal no ve o no quiere saber de esta problemática que muchos vecinos ya no aguantan.

Los lugares están ubicados pero no se sabe el por qué del tortuguismo de las autoridades correspondientes. En los barrios antes mencionados hay severos problemas de narcomenudeo y las llamadas “tienditas” campean por doquier sin que se vea una presencia efectiva de la PGR a autoridad competentes,.

Todo esto, dice la diputada Daesy Hinojosa, es una realidad que no hay por qué ocultar sino trabajar en conjunto con los tres órdenes de gobierno porque la problemática no solamente es por la falta de servicios, o por inseguridad o problemas con drogas, es una situación compleja ante la cual no hay que cerrar los ojos de la realidad.

Comenta a esta Pluma que dicho diagnóstico no se ha hecho de manera personal sino que ha sido la voz de la ciudadanía de este primer distrito quienes le han solicitado su urgente intervención ante el crecimiento de los llamados “afters”, de la inseguridad que hay en varias colonias.

Una problemática social que pocas veces se reconoce o que de alguna manera se ha tratado de minimizar o de ocultar, lo cierto es que el primer cuadro de la ciudad y el mismo Centro Histórico no están exentos de la problemática social que hoy vive la ciudad de Querétaro.

El crecimiento, la modernidad y el desarrollo no vienen solos, al nivel de crecimiento también vienen los problemas que al parecer están rebasando a las autoridades de los tres niveles de gobierno, cada una en su ámbito de competencia.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.