El Secretario de Movilidad del Municipio de Querétaro, Mauricio Cobo Urquiza, informó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), concedió oficialmente los permisos necesarios para la instalación de parquímetros y cicloestaciones, licencia que entró en vigor a partir del 20 de diciembre, con lo cual comenzará la instalación de 147 aparatos dentro de la zona de monumentos, además de los 40 aparatos que se instalan fuera de la zona de protección del INAH, en el polígono comprendido entre las avenidas Zaragoza, Universidad, Tecnológico y Circunvalación.

En rueda de prensa, Cobo Urquiza indicó que el proceso de trabajo iniciado en junio entre el INAH, el concesionario Aquiles Park y la dependencia municipal, se realizaron los estudios de factibilidad, análisis de riesgo y aspectos institucionales bajo el resguardo del INAH, han hecho posible llegar a la conclusión técnica del proyecto de ordenamiento de espacio público, promovido por esta administración municipal encabezada por el edil Marcos Aguilar, para mejorar la calidad de vida, el acceso y movilidad del centro histórico.

Dentro del mismo polígono se iniciará la instalación de 30 cicloestaciones, con lo cual se asegura la accesibilidad a los habitantes y visitantes con una opción del transporte no motorizado que consistirá en el servicio de bicicletas compartidas en la capital del municipio, con el objetivo de proporcionar un medio de transporte alternativo no motorizado en el centro de la ciudad queretana.

De acuerdo al Reglamento de Parquímetros la tarifa autorizada es de 10 pesos por hora, tarifa que estará fraccionada en cinco partes: 12 minutos por 2 pesos, 24 minutos por 4 pesos, 36 minutos por 6 pesos, 48 minutos por 8 pesos y 60 minutos por 10 pesos. Los aparatos estarán en operación de lunes a sábado de las 8 a las 20 horas, y un automóvil podrá permanecer estacionado no más de 3 horas por día. Además de acuerdo a la reglamentación los parquímetros podrán operar los días festivos y domingos.

Mauricio Cobo, aseguró que los parquímetros tienen como objetivo el ordenar el uso del espacio público dedicado al estacionamiento de transporte motorizado y con ello promover el uso equitativo y eficiente de la vía pública, incrementando la rotación de vehículos en el centro histórico, que se espera se triplique y con ello incrementar el flujo en comercios y negocios de la zona.

Este proyecto contribuirá a disminuir los tiempos de traslados y que la zona del centro sea más accesible, disminuyendo la emisión de gases contaminante y los niveles de ruido. Asimismo estará complementado con el establecimiento de la “Zona 30”, lo cual nos llevará a iniciar una dinámica nueva entre el automóvil y la bicicleta, donde la convivencia ciudadana se fortalezca en el respeto al espacio público.

 

 

Por admin

Deja una respuesta