Aunado a las acciones que el sector salud realiza, la población juega un papel importante para reducir la probabilidad de exposición y transmisión de enfermedades.

Los Filtros Familiares tienen como objetivo identificar síntomas de enfermedad respiratoria en los miembros de la familia, si es el caso, mantenerlos en casa y solicitar atención médica.

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro exhorta a la ciudadanía a continuar con las medidas preventivas contra las enfermedades respiratorias, incluyendo la influenza, reforzándolas desde el hogar, a través de los Filtros Familiares.

El Filtro Familiar consiste en que los padres de familia identifiquen en sus hijos e hijas, o en ellos mismos, algún síntoma respiratorio y/o fiebre.

Ante la presencia de algún síntoma es necesario mantener en casa a los niños y niñas o demás integrantes del hogar, y llevarlos al médico.

También se recomienda:

Evitar la automedicación.

Evitar que los integrantes de la familia que se encuentren enfermos, asistan a sitios concurridos y que se expongan a cambios bruscos de temperatura.

Fortalecer la alimentación con frutas y verduras y asegurar que ingieran líquidos de forma conveniente.

No exponerse al humo del cigarro y tomar medidas para procurar que no se contagien otros miembros de la familia.

Aunado a las acciones que el sector salud realiza, la población juega un papel importante para reducir la probabilidad de exposición y transmisión del virus, por ello, es importante aplicar las medidas de higiene personal y del entorno.

Algunas de estas acciones, son: lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol. Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo. No escupir; si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos. No tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos.

Asimismo, limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc., ventilar y permitir la entrada de luz solar. Quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre; dolor de cabeza, de garganta; dolor o supuración del oído; escurrimiento nasal; dificultad para respirar).

 

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *