Un juez federal frenó el nuevo modelo educativo   que la SEP lanzó como programa piloto en 960 escuelas públicas del País para el presente ciclo escolar 2022-2023.

En su fallo, el juez Francisco Javier Rebolledo reprobó que la Secretaría pretenda experimentar un plan de estudios con miles de alumnos y maestros que ni siquiera fueron capacitados previamente.



«Es inadmisible», expuso Rebolledo, «ordenar el piloteo del nuevo plan sin la emisión y publicación de los programas de estudio autorizados por la SEP y sin la capacitación previa de las maestras y maestros respecto».



Agregó que no existe certeza sobre qué se les impartirá a estos alumnos, qué materias o asignaturas, cuál es el contenido curricular detallado, ni cómo se les evaluará y certificará para continuar su formación académica en los grados subsecuentes. «Tampoco existe certeza», sostuvo, «De si a la fecha ya fueron elaborados y autorizados los libros de texto que deben utilizar para la aplicación del nuevo plan de estudios, aspectos necesarios para garantizar el derecho a la educación de esos niños y niñas».



El juez notificó el viernes su fallo en el marco de un amparo promovido por la asociación civil Educación con Rumbo contra el acuerdo federal que permitía aplicar el Plan de Estudio en escuelas de educación preescolar, primaria y secundaria.

Rebolledo ordenó continuar con el plan de estudios vigente en los centros educativos de referencia.


La autoridad educativa, consideró el juzgador, pretendía experimentar todo un ciclo escolar con la educación de los alumnos de 960 escuelas públicas, a fin de estar en aptitud de elaborar los programas de estudio del nuevo plan.

«Es decir», criticó, «Se aplicará ese nuevo plan con determinados alumnos únicamente para determinar las fallas y aciertos del nuevo modelo educativo, sin tomar en consideración que ello puede repercutir en el derecho a la educación de esos alumnos».



La SEP puede impugnar la suspensión provisional mediante una queja ante un tribunal colegiado, pero Rebolledo decidirá el 7 de octubre si concede una suspensión definitiva, que aplicaría por tiempo indefinido.



Desde el pasado lunes, el juez Martín Santos había concedido una suspensión provisional en otro amparo contra el plan piloto, pero sin publicar detalles de su resolución.



Las asociaciones civiles que han presentado al menos tres amparos contra el nuevo plan educativo reclaman a la SEP por no haber instalado el Consejo Nacional de Participación Escolar en la Educación.



La Ley General de Educación del 2019 considera que ese Consejo es la instancia nacional de consulta, colaboración, apoyo e información en la que además están representadas las asociaciones de madres y padres de familia.

Asimismo, el nuevo modelo educativo ha sido cuestionado por alinear la enseñanza básica con la ideología del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, además de ser criticado por maestros de Nuevo León y otros Estados por la falta de información para aplicarlo.

Ante esta suspensión la SEP informó ayer que aún no ha sido emplazada en el juicio, pero adelantó que interpondrá una queja contra la admisión de la demanda y la suspensión provisional por el freno a su programa piloto por el nuevo modelo educativo.

«Las audiencias incidental y principal están fijadas para fechas próximas», declaro  la Secretaría a medios nacionales


«En tanto continúa el proceso legal», añadió, «la SEP seguirá la implementación del programa piloto del nuevo Plan de Estudios para la Educación Preescolar, Primaria y Secundaria en 960 del País».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *