EL GOBIERNO DE AMLO EN UN PRIMER LUGAR O EN ÚLTIMO LUGAR

EL GOBIERNO DE AMLO EN UN PRIMER LUGAR O EN ÚLTIMO LUGAR

- in Querétaro
35
PARRA - copia

TRAS LA VERDA 

EL GOBIERNO DE AMLO EN UN PRIMER LUGAR

O EN ÚLTIMO LUGAR 

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ 

De alguna manera el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, emanado de Morena, logró un primer lugar a nivel mundial, lo que seguramente los llena de orgullo. Alcanzaron ese privilegio, según la empresa Bloomberg L. P. Aunque, para los mexicanos ese primer lugar que con esfuerzo y estrategia bien elaborada, ha logrado el gobierno de Morena: es una vergüenza mundial ¿por qué de ello? Resulta que ese primer lugar corresponde al peor gobierno en atender la pandemia contra el Covid-19.

La empresa mundial Bloomberg L. P. se especializa en información financiera y de noticia, creada desde el año 1981. También presta servicios de datos y análisis; tiene oficinas en todo el mundo, introduciendo Bloomberg news.

Así las cosas, México se ha consolidado como el peor país, de 53 naciones, para atender la pandemia, acorde a lo informado ayer martes en el denominado “Ranking de Resiliencia Covid”. Expusieron que: “México permanece en el lugar 53, el último de las economías clasificadas, mientras las muertes alcanzan récords máximos. A grado tal que ni el mismo Andrés Manuel López Obrador, se salvó de contraer Covid-19”.

Nuestro país recién superó las 150.000 muertes y más de un millón, 77 mil de casos confirmados del coronavirus, logrando así el puntaje de 30,8 por ciento, sobre 100 en el índice de resiliencia, 7 puntos por debajo del país más cercano, Sudáfrica, según el estudio de Bloomberg.

¡Señales de pánico! También observaron que, entre los puntos de alarma se encuentra el alto índice de letalidad de 7,5 por ciento, el mayor de los 53 países que estudió la empresa ¡Deshonroso primer lugar! Aunque, en sentido inverso, el gobierno de López se encuentra en el sótano de la tabla.

En el estudio resaltaron las 1.156 muertes por cada millón de habitantes y un índice de positividad de 41,1 por ciento, lo cual implica que las autoridades del gobierno federal, o sea el gobierno de Morena, a cargo de Amlo, no detectan una cantidad significativa de contagios. Lo que siempre se le ha criticado al gobierno; pero el sabio del Dr. Hugo López-Gatell, prefirió imponer, inventar su sistema “centinela”, que ha sido un rotundo fracaso; el centinela se la pasa dormido y no se da cuenta de nada.

Agregan el estudio que México ha garantizado (solo de palabra) un acceso a las vacunas contra Covid-19 superior en número (solo mentiras de Amlo y sus compinches) de dosis a las necesarias para inmunizar a su población; pero, aquí está el pero, solo ha aplicado 0,43 dosis por cada 100 habitantes. Así lo señaló la agencia Bloomberg. Lo demás, es publicidad mediática como parte del marketing político de Amlo.

Obvio, la empresa tenía que hacer comparativos entre mandatarios populistas. Así que el informe comparó a tres mitómanos, al Presidente López Obrador, con el derrotado de Donald Trump y el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, los tres se enfermaron de Covid-19, precisamente por minimizar la amenaza de la pandemia del coronavirus. Recordemos a López con su “detente”, cuando en plena conferencia de prensa sacó de su bolsillo una especie de escapulario o algo parecido; o que decir de la “fuerza moral” del Presidente; lo más ridículo de López, cuando afirmó que si la persona es honesta, no es corrupta ni mentirosa, no se contrae el coronavirus. Así de rudimentario resultó el Presidente de la República emanado de Morena, como si viviera en la edad del “oscurantismo”.

Asentó en el reporte Cynthia Arnson, Directora del programa de América Latina del Wilson Center, que: “Este enfoque displicente de liderazgo, junto a una falta de redes de seguridad social y sistemas fuertes de salud pública, ha empeorado la crisis”. Más claro no se pudo ser en el reporte de Bloomberg. Los mexicanos pueden atestiguar la irresponsabilidad de López Obrador, destruyó el sistema de salud por crear otro que no ha dado resultado alguno. En el año 2019, Andrés López redujo el presupuesto en más de mil millones de pesos al sector salud, para canalizarlo a sus programas prioritarios; también despidió a cientos de empleados del sector salud. El ofrecido sistema de salud de primer mundo resultó otro fiasco de Andrés Manuel López. Más de sus mentiras.

México sigue en el último lugar o el primer lugar, si se le quiere ver así, desde la primera vez que Bloomberg publicó el informe en noviembre pasado. Otras naciones, sin embargo, cambiaron de posición por las campañas de vacunación. México solo ha hecho campaña “de saliva”, nada en concreto. Y, por supuesto, en su momento, López criticó a la empresa por el resultado de su estudio. Dijo en su momento: “Creo que es un error y en una de esas hasta va a haber una aclaración porque sí vi la nota y me pareció un exceso, con el propósito de afectar a México”.

No hubo error señor Presidente, y si éste existió fue por parte del irresponsable de Andrés Manuel López Obrador, no de la empresa. Desde el año pasado, México se mantiene en el último lugar o el primero. Las críticas aumentaron por aquello del contagio del mismo López Obrador, quien no ha dejado su campaña política. Para muestra, el pasado fin de la semana, nuevamente se dio el “lujo”, la displicencia, como lo califica la empresa, de no guardar distancia, de no usar cubrebocas, visitar a muchas personas, entre ellas a la candidata de su partido Clara Luz Flores, al gobierno de Nuevo León (en campaña); reunión que presumió en los medios de comunicación y redes sociales: ambos políticos sin protección alguna: Clara y Andrés; también haría otro recorrido de campaña por el Estado de San Luis Potosí, sin precaución ni protección alguna ¡El displicente de Amlo!

Se había “salvado” (hay quien jura que se trata de otra mentira). Esta vez, al parecer nada lo protegió, aunque la mayoría del pueblo de México considera que es otra treta más de López, cuya finalidad es hacerse la víctima y formar parte del “pueblo infectado” como solidarizándose con las familias de los miles de fallecidos. Pero, la realidad es otra, se asegura no tiene nada, por eso se esconde y no hay certificado médico creíble que certifique estar infectado de Covid-19. Es más, continúa laborando en Palacio Nacional, según la Secretaria de Gobernación, apenas con un dolor de cabeza. López siempre ha utilizado la mentira como parte de su permanente campaña política. Por cierto, a fuerza de reconocerlo, le ha dado resultado entre sus seguidores, quienes se “tragan” el anzuelo.