EL CINISMO, ALIADO DEL GOBIERNO FEDERAL

EL CINISMO, ALIADO DEL GOBIERNO FEDERAL

- in Querétaro
99
PARRA - copia

TRAS LA VERDAD 

EL CINISMO, ALIADO DEL GOBIERNO FEDERAL 

 POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ 

Jueves 24 de junio de 2021.- El gobierno de la 4T sumido en el cinismo como política de Estado, descarada falsedad. El martes pasado se reunieron en lo “oscurito” AMLO, Claudia Sheimbaum y Carlos Slim. Nada se supo de los arreglos clandestinos.

Oficialmente no informaron, mas es obvio que las autoridades “presionan al empresario” para llegar a un acuerdo y “limpiarlo” de cualquier responsabilidad que deriva de las muertes y heridos a causa del accidente ocurrido a inicios de mayo pasado, ocasionando el terror, muerte y heridos a muchos de los pasajeros. Todo a razón de la pésima obra construida por la empresa de Slim y autorizada por empleados del gobierno de la 4T.

 

Ante la incertidumbre del rumbo que tomarán las investigaciones que llevan a cabo las dos fiscalías, la de la General de la República y la de la Ciudad de México, la “jefa de gobierno” dio a conocer que será el presidente de la República, el responsable de informar sobre el tema de la tragedia de la Línea Dorada que mandó construir el gobierno de Marcelo Ebrard Casaubón. No encuentran la forma de ocultar la verdad en lo que corresponde a la responsabilidad de los militantes de Morena, aquellos que califica el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, como “narcos políticos, por aquello de que Morena es un “narcopartido”. 

México y los mexicanos nos desenvolvemos bajo el sistema jurídico denominado Estado de Derecho, que delimita y otorga atribuciones a las autoridades, así como a los mexicanos. Las autoridades solo están facultadas para realizar acciones previstas en la ley. Luego, aquellos actos que no son competencia de las autoridades se consideran abuso de autoridad. Por lo tanto, si AMLO no tiene ninguna competencia legal en el tema del accidente del Metro, cualquier arreglo al que llegue con Carlos Slim, está fuera del marco jurídico. Las mentiras bajo el sinónimo del cinismo. López no marca diferencia alguna.

Y luego el presidente sale con sus ocurrencias de crear el “mentirómetro”. Cada semana dará a conocer las mentiras, según su versión, que difunden los medios de comunicación. Cuando está probado hasta la saciedad que AMLO, dice, al menos, 80 mentiras diarias en sus conferencias de prensa. Así que, si el presidente ha dado más de 900 conferencias mañaneras, Andrés Manuel López Obrador, ha “vomitado” más de 72 mil mentiras durante sus 30 meses de gobierno. No es confiable la información que brinda el presidente de la República. Una vez más, queda probado el cinismo del actuar de las autoridades de la 4T. Tal parece que es parte de la política de Estado de aquellos que dicen promover la transformación para terminar con la corrupción.

Par el presidente no hay más verdad que sus dichos. Cualquiera que contradiga “su verdad” dice mentiras, por eso lo del “mentirómetro”. Lo único que busca es crear su propia historia, sus dichos no concuerdan con los hechos. No soporta escuchar la verdad, por eso embiste en contra de periodistas y medios de comunicación que no “rezan” a su ritmo de “mentirologo” profesional. Confía tanto en sus mentiras, que fue el método que utilizó para “trepar a la presidencia de la República”. Las mentiras en contra de sus enemigos políticos lo encumbraron. Para él es vital continuar con su enfermiza manera de ser: mitomaniaco. El mitómano no puede dejar de mentir, una mentira lo lleva a otra.

Lo sucedido en el Metro, Línea 12, es un fracaso de su administración, de la administración de Sheimbaum y de su contratista estrella. Tan mentiroso el presidente, que ha tenido que aludir a Felipe Calderón, quien se desempeñaba como presidente cuando Ebrard ordenó la construcción de la Línea 12, obra que quedó al descubierto: es un fraude maquinado. Y excesivamente costosa. Mario Delgado, presidente de Morena, entonces responsable del pago por las obras y de obtener los financiamientos, se excluye de responsabilidad, claro el cinismo impera entre los militantes de la 4T.

El presidente López Obrador metido en negociaciones ilícitas para “apagar” el incendio provocado por una mala obra pública y por falta de mantenimiento que, de haber dado el mantenimiento con eficacia y eficiencia, hubieran evitado la muerte de 26 personas y docenas de lesionados. Pero no, AMLO obligó a reducir gastos de mantenimiento y entregar el dinero de los ahorros al presidente, una razón más en abono al colapso del Metro. López, por supuesto, no reconocer la verdad, lleno de cinismo reparte culpas, distrae para que se olviden de la tragedia ocasionada por militantes de la 4T.

El presidente anda por caminos que no le corresponden, se mete a fondo en la materia escatológica con el propósito de “limpiar” de cualquier responsabilidad a sus compinches. El cinismo es primero. La verdad poco importa, al menos la verdad histórica, aquella que concuerda con la realidad de los hechos y no con los tétricos cuentos que suele inventar Andrés Manuel López Obrador. El gobierno del cinismo, presidente cínico y aliados coparticipes de la mentira que violentan las normas jurídicas sin temor alguno a ser castigados. Contubernio de corruptos.

Lo cierto, una vez que inicie Andrés Manuel López Obrador, con la exposición de su “mentirómetro”, él obtendrá el primer lugar. Ningún periodista ni medio de comunicación llegará a las mentiras que ha dicho y seguirá diciendo el cínico titular del Poder Ejecutivo. El presidente: Líder de las sinvergüenzadas.