Las reformas que instauraron el actual Sistema de Ahorro para el Retiro han sido un fracaso rotundo y están condenando a las próximas generaciones a un horizonte de penuria, pues como máximo podrán pensionarse con el 25% del último salario devengado, lamentó el académico, investigador y experto en materia de seguridad social, Dr. Gustavo Leal Fernández.

“Si en materia de pensiones se sigue comprando el diagnóstico de la CONSAR, que dice que el sistema de Afores es un éxito, evidentemente la siguiente generación va a enfrentar un horizonte de penuria”, advirtió el catedrático de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Consideró que el sistema de pensiones anterior demostró capacidad de cumplir a cabalidad con el objetivo de dar una pensión digna a los trabajadores al concluir su vida laboral y financieramente era viable.

“Era mejor, cumplía porque pagaba al 90% y sin ningún problema. Lo que hubo fueron devaluaciones e inflación, todo eso minó el sistema, pero no era por su capacidad de cumplir”, explicó Leal Fernández en rueda de prensa ofrecida en Querétaro.

Afirmó que el programa para promover el ahorro para el retiro entre los menores, aún antes del su inicio en la vida laboral, forma parte del fracaso del sistema actual tras 20 años de aplicación: “Tenemos claro que si no hacemos algo la gente se va a ir con el último salario devengado en 25% como nivel de pensión”.

Aunque consideró que el próximo proceso electoral federal abre una ventana de oportunidad para modificar el Sistema de Ahorro para el retiro, en general los partidos políticos no incluyen políticas específicas para garantizar la viabilidad a largo plazo.

“El destino en materia de pensiones y salud no está sellado, hay la posibilidad de transformar todo lo que está en marcha si la intervención pública es de otra naturaleza… Dentro de las plataformas que hemos podido revisar no  hay más que generalidades, pero en ningún caso estamos observando que se le de la seriedad que requiere”.

Abundó que “a siguiente generación de mexicanos enfrenta un marco nuevo laboral con la ley federal del trabajo de noviembre de 2012, que al incorporar nuevos tipos de contratación -por capacitación, por hora- resultan en una disminución de las semanas cotizadas, con lo cual, dijo, “va a ser muy difícil financiarles un nivel de pensión como el que gozan los actuales jubilados y pensionados, este es el gran desafío de la seguridad social mexicana”.

Además, explicó, “con la estructura de comisiones, con la rentabilidad de las cuentas y con las minusvalías no va a garantizar nunca un nivel de pensión como había antes, esto es lo que tenemos que cambiar y ahí necesitamos fórmulas nuevas”, concluyó el economista y académico.

 

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.