No solo los precios de las gasolinas subieron. La Comisión Federal de Electricidad anunció un aumento en las tarifas eléctricas de uso industrial, comercial y doméstico de alto consumo para este enero.

Además, a partir de ayer se liberó el precio del gas LP, utilizado por la mayoría de los hogares mexicanos, por lo que cada empresa distribuidora podrá fijar su precio.

Ciudad de México.– La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó que en enero las tarifas para el sector industrial aumentaron entre 3.2 y 4.5 por ciento frente a noviembre, las tarifas para el sector comercial subieron entre 2.6 y 3.4 por ciento y la tarifa de uso doméstico de alto consumo registró un alza de 2.4 por ciento.

Las tarifas eléctricas para el sector doméstico de bajo consumo, cobradas al 99 por ciento de los hogares mexicanos, se mantendrán sin cambio este primer mes del año, con lo que suman un año sin aumento.

El ajuste de las tarifas al alza está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energías eléctricas registradas en meses previos.

Asimismo, desde ayer se liberó el precio del gas licuado de petróleo (LP), tras 50 años de tener un precio administrado por el gobierno. Ante ello, las cientos de empresas distribuidoras que existen en el país ya pueden fijar su propio precio conforme a las condiciones del mercado.

Los precios variarán por regiones y compañía.

Los factores que influirán en el precio son la estacionalidad, el dólar, el precio internacional del petróleo y los costos de distribución y transporte.

 

Por admin

Deja una respuesta