Cerrar para evitar la violencia

Cerrar para evitar la violencia

- in Noticias, Noticias 2
169
A

Estudiantes de Ciencias de la Seguridad de la UAQ aprenden cierre de ciclos de violencia desde el noviazgo para prevenir violencia de género, familiar, escolar y laboral.

“Cuando aprendemos a identificar y cerrar ciclos de violencia desde el noviazgo que surgen de la baja autoestima y el querer controlar a la otra persona, podemos prevenir otras formas de violencia como la de género, familiar, escolar y laboral”.

“Debido a que las interacciones violentas en dichos ámbitos están vinculadas con un incremento de la tensión en las relaciones de poder establecidas. Cuando el ciclo de los intercambios por el poder o la dominación son cada vez más tensos, entonces emerge la violencia que puede ir desde la verbal hasta la física”.

Así coincidieron estudiantes de la Carrera de Ciencias de la Seguridad de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) con el Instituto Municipal para Prevenir la Discriminación (INMUPRED) durante el taller de cierre de “Ciclos de violencia y discriminación desde el noviazgo” que impartió la instancia municipal antidiscriminatoria en el Campus Aeropuerto de la UAQ, en el marco del 14 de febrero “Día del Amor y la Amistad”.

La actividad formativa fue impartida por el Maestro en estudios de género Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, analista de programas educativos y divulgación del INMUPRED y organizada por la Coordinación de la Licenciatura de Ciencias de la Seguridad a cargo de Francisco Jhovany Daza Chávez, así como uno de los estudiantes de la citada licenciatura Arturo  Alcibar Fonseca con la finalidad de fortalecer la formación integral del alumnado en la prevención de las múltiples formas de violencia y discriminación, pues al romper la cadena de prejuicios, discriminación y violencia se pueden establecer relaciones pacíficas, incluyentes e impulsar políticas públicas efectivas preventivas y de atención a las violencias o discriminaciones.

“Las experiencias vividas en cada ciclo de nuestras vidas, tanto positivas como negativas; van desarrollando en nosotros la capacidad de tolerar la frustración; de renunciar a lo que no podemos alcanzar porque está fuera de nuestras manos y tener gratitud respecto de aquello que sí fue logrado, es decir, nos llevan a crecer en todos los aspectos desarrollando actitudes preventivas”.

En ese sentido, aprender a identificar los ciclos violencia y discriminación nos ayuda a concluir dichos periodos y al mismo tiempo permite realizar un análisis de las causas que nos llevaron a vivir esas situaciones, además de la manera de prevenirlas para no volver a repetir el ciclo violento, logrando así comenzar a tener una relación de auto cuidado y  paz consigo mismo, así como con quienes nos rodean. Concluyeron los estudiantes de Ciencias de la Seguridad de la UAQ.