Santiago de Querétaro, Qro.- En sesión de trabajo de la Comisión de Desarrollo Social y Vivienda de la LVIII Legislatura, los diputados Juan Luis Íñiguez Hernández, Aydé Espinoza González, Leticia Rubio Montes y Carlos Lázaro Sánchez Tapia, presidente e integrantes de la misma, aprobaron el Dictamen de la “Iniciativa de Ley que reforma la fracción III y adiciona el segundo párrafo del artículo 33 de la Ley de Educación del Estado de Querétaro”, que tiene como propósito garantizar el acceso a la educación básica a través de la implementación de albergues escolares rurales, proporcionando servicio asistencial y apoyo educativo a niñas y niños en estado de vulnerabilidad y provenientes de las comunidades dispersas de la entidad y en condiciones de pobreza.

En esta sesión, se contó con la asistencia de las diputadas Atalí Rangel Ortiz y Herlinda Vázquez Munguía; así como con la presencia de  Silvia Cruz Acosta, quien fue becaria de este sistema adscrito a la Usebeq, quien dio su testimonio de la trascendencia que tuvo en su vida el haber pertenecido al albergue escolar rural de Ahuacatlán de Guadalupe, pues -dijo- le permitió cumplir sus metas: realizar estudios, hasta llegar a ser en la actualidad Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Derecho y tener una Especialidad en Justicia Constitucional y Amparo. Se dijo orgullosa de ser un caso de éxito dentro de los egresados de estos albergues, por ello destacó la importancia que tienen para los niños de escasos recursos de las comunidades más pobres y alejadas del estado, como ella lo fue. Agradeció a los legisladores esta aprobación, “porque han logrado que 550 niños, no solamente de este año, sino de futuras generaciones, tengan un hogar”.

El presidente de la Comisión, diputado Juan Luis Iñiguez, expresó que, con esta iniciativa, “Se está dando certeza en la Ley de Educación del Estado, a la existencia de por lo menos 11 albergues rurales, en los cuales se permite la estancia, hospedaje, alimentación, entrega de uniformes, zapatos y útiles, así como de juguetes, pero principalmente -afirmó- la entrega de afecto”. El legislador manifestó que no es tan importante el espacio físico de cada uno de esos albergues, sino realmente lo que sucede en ellos, “cuando verdaderos maestros que aman su vocación, permanecen ahí con los niños, de lunes a viernes, y les dan su apoyo, cariño y la oportunidad que les permite garantizar la culminación de su educación primaria”.

El diputado mencionó que los albergues rurales que existen en la entidad, se encuentran en Huimilpan, Villa Progreso, Ezequiel Montes; así como en las cabeceras municipales de Pinal de Amoles, Jalpan de Serra y Landa de Matamoros; así como en las comunidades de Tilaco, Tancoyol, Aguazarca, Ahuacatlán y Concá. Dio a conocer que al igual que Silvia, muchos otros jóvenes que son egresados de albergues rurales, le han hecho llegar por escrito sus testimonios, expresándole los beneficios e importancia que estos han tenido en sus vidas.

Por su parte, la diputada Atalí Rangel Ortiz, se congratuló de esta iniciativa, manifestó que todos los albergues, y en especial los de los municipios que representa, son parte fundamental en la formación de la infancia, pero, sobre todo, dan cumplimiento al derecho fundamental al que los gobiernos se comprometieron cuando firmaron en 1989 la Convención sobre los Derechos del Niño: que todos los niños cuenten con su educación básica”.  Afirmó que tener el respaldo de un albergue, permite erradicar la deserción escolar por el largo desplazamiento al centro escolar o por falta de recursos; otorgando también la alimentación necesaria, suficiente y adecuada que se requiere en edad escolar. Por ello resaltó que, con esta aprobación, se está dando seguridad jurídica a los albergues rurales, “que permiten que los niños de las comunidades más alejadas o de mayor rezago, puedan tener educación de calidad, trayendo consigo beneficios sociales”.

 

 

Por admin

Deja una respuesta