Elementos de la Policía de Investigación del Delito (PID), de la Fiscalía General del Estado, presentaron ante un Fiscal a dos personas menores de edad como probables partícipes de hechos que la ley señala como delito de robo a lugar cerrado.

El pasado 13 de Junio se recibió denuncia por el robo de diversos artículos deportivos (arcos profesionales de tiro y accesorios), de una bodega situada en las instalaciones del Parque Querétaro 2000, ubicado sobre Boulevard Bernardo Quintana, en la ciudad de Querétaro.

Mediante el uso de herramientas tecnológicas, agentes de la Policía de Investigación del Delito detectaron a dos personas que, a través de internet, ofrecían a la venta artículos similares a los que fueron sustraídos, logrando establecer la posible identidad de al menos uno de ellos.

Los investigadores se trasladaron a un domicilio ubicado en la Colonia Centro de la ciudad de Querétaro, donde fueron atendidos por una persona adulta, a quien le comentaron que estaban investigando el robo del equipamiento deportivo.

El entrevistado refirió que en días recientes dos de sus familiares habían llegado a la casa con diversas bolsas negras, desconociendo que había en su interior, por lo que procedió a verificar.

Enseguida, la persona mostró a los investigadores diversos arcos, flechas y otros accesorios de tipo deportivo, que coincidían con las características del material robado en el parque Querétaro 2000.

Ante esta situación, los investigadores trasladaron a dos adolescentes ante la Fiscalía para que comparecieran sobre este hecho. Cabe señalar que al momento de rendir declaración, uno de ellos manifestó haber sido alumno de la escuela de tiro con arco, en el año 2015.

Asimismo, haciendo uso del procedimiento de Cadena de Custodia se aseguraron 13 arcos de tiro profesionales, 143 flechas de diversas dimensiones y varios accesorios profesionales para la arquería.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *