TRAS LA VERDAD

TRAS LA VERDAD

- in Querétaro
23
PARRA

SIN ESPERANZA DE CAMBIO EN LA LIX LEGISLATURA

POR: HÉCTOR PARRA RODRÍGUEZ

El Partido Acción Nacional, seguirá conservando la mayoría en la LIX Legislatura del Estado, por lo tanto, no se esperan grandes cambios en el funcionamiento de la siguiente composición; si en cambio podrán endurecerse las políticas de recaudación en perjuicio de los queretanos, quienes no ven como contraprestación el mejoramiento de los servicios públicos. Se quejan restauranteros, taxistas, automovilistas, propietarios de inmuebles, usuarios del transporte público, etcétera, por los excesivos cobros por pago de impuestos y derechos, ya sea en renovación de licencias o simples revisiones a los automóviles, qué decir de la doble verificación a los automóviles con placas queretanas.

Los votantes regularmente ignoran esto al momento de sufragar, simplemente hacen ejercicio de su derecho, votan y ahí termina su obligación. Claro que lo mismo sucede con todos los cargos de elección popular. Después vienen los arrepentimientos y no saben que ellos son los responsables de haber elegido a tal o cual servidor de elección popular. Así seguiremos en tanto no se informe bien la población en tiempos de campaña, sobre las propuestas. En la pasada elección la mayoría de los candidatos llegaron al cinismo de no hace campaña muchos de ellos, para qué comprometerse con algo que no van a cumplir, para qué gastar dinero, simplemente van a la espera de la decisión mayoritaria y después a recibir un salario, cobrar por perjudicar a la sociedad.

Cierto que los municipios, los Estados y el gobierno federal necesitan de recursos económicos para ofrecer mejores servicios públicos a la sociedad; cierto que millones de mexicanos se resisten a pagar impuestos so pretexto de los malos servicios públicos que prestan las autoridades. Así las cosas, esta evasión y desigualdad impositiva no permite dar buenos servicios, sea por ineptitud, corrupción o “valemadrismo”. Por eso las mismas autoridades se vuelven complacientes e irresponsables y muchas prefieren dedicarse a los negocios, a hacer como que trabajan. Y nadie se escapa, sean morenistas, panistas, priistas, verde ecologistas, perredistas, etcétera. Todos incurren en la autocomplacencia, de ahí la mediocridad de unos y otros. Eso sí, no faltan las comparaciones con otras naciones, allá en Alemania esto sí y esto no; que en Inglaterra no hay esto o aquello; que en Francia están mejor, que en Rusia la gasolina es más barata. Lo que nunca dicen que en esos países suelen tener mejores gobiernos y mejores ciudadanos, eso se da en conjunto; no se puede tener un buen gobierno y malos ciudadanos, ni viceversa; debe existir la reciprocidad, hasta entonces solo lamentos de frustración por lo que vemos en los demás, no así en los que somos o dejamos de hacer; queremos que otros hagan lo que no hacemos, como tirar basura en la calle, violar la ley de tránsito, no pagar impuestos, vender productos de mala calidad, no dar kilos de a kilo, robar al primero que se descuidad, etcétera ¿Así cómo se le puede reclamar a las autoridades si somos iguales o peores?

Por lo tanto, le duela a quien le duela, las cosas seguirán igual, al menos eso se prevé a corto y mediano plazo. Para ejemplo está el mismo López Obrador, todas sus promesas las aplaza hasta dentro de 3 años para que no le exijan nada, símple ¿Qué hubiera sucedido si eso lo dice en campaña? ¡Lo que ofrezco no lo cumpliré hasta dentro de 3 años! No hubiera ganado la elección. Así la mayoría panista seguirá haciendo de las suyas en la próxima Legislatura local que empieza el 27 de septiembre próximo. Más obligaciones y menos derechos por medio de las leyes que ahí elaboran, reforman o se inventan. En la pasada contienda electoral, No escuché ninguna propuesta para reformar la Ley federal del Trabajo, para resarcir derechos que han sido eliminados de la clase trabajadora, ni de los morenistas que se dicen de avanzada y progresistas; nadie propuso eliminar la figura del “out sourcing” que instituyeron en la ley y por medio de ella evaden derechos en favor de la clase trabajadora, de ahí que muchas empresas se vayan por esa nueva figura que beneficia al patrón y no al trabajador. A la burocracia queretana, a la que sí trabaja, le cercenaron derechos sindicales adquiridos y sin embargo vuelven a ganar los panistas con sus aliados ¿Quién votó por ellos?

El problema es ejercer un derecho importantísimo y no saber para qué sirve, como es el de votar. Solo se va a las urnas y a votar por el que me cae bien o me cae mal, o castigar a quien considero ha hecho mal las cosas por corruptos. Lo más importante: no se razona el voto. No se investiga qué proponen, que harán de llegar a ganar. Claro que los mismos que buscan ser electos tampoco saben bien qué van a hacer, solo buscan el espacio para cobrar; olvidaron la ideología que supuestamente “profesan” y del pragmatismo al activismo.

Todos tenemos culpa de los que somos y del país que hemos construido, no solo las autoridades que han sido “endiosadas” por la misma sociedad, ahora lo vemos con Andrés Manuel López Obrador, los medios no lo dejan a solo ni a sombra, todo lo que propone, bueno hasta lo que piensa, los medios de comunicación le dan fuerte difusión como la mejor propuesta nunca antes hecha ¡Por favor! Así no vamos a cambiar nunca. Existe corresponsabilidad, no todo es culpa de la autoridad, la sociedad ha creado esos monstruos, el servilismo los fortalece y los lacayos los protegen ¡No cambian!