INMUPRED imparte talleres “Juventud y No Discriminación” en Universidad Central de Querétaro (UNICEQ)

INMUPRED imparte talleres “Juventud y No Discriminación” en Universidad Central de Querétaro (UNICEQ)

- in Noticias
15
A

Destacan importancia la educación incluyente y el uso de redes sociales en favor de la igualdad y la no discriminación.

“El uso de las redes sociales a favor de la igualdad y la no discriminación entre la juventud, contribuye al fortalecimiento del respeto a los derechos humanos de forma digital”. Así coincidieron jóvenes de la Universidad Central de Querétaro (UNICEQ) durante los talleres denominados “Juventud y el Derecho a la No Discriminación” que impartió el Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (INMUPRED) en el marco del “Día Nacional Contra la Discriminación” que se conmemora en México cada 19 de octubre.

Durante sus intervenciones la juventud participante recordó, que hoy en día las redes sociales no sólo son una herramienta para denunciar casos de discriminación o violaciones a derechos humanos, sino que  además se pueden utilizar de forma positiva para lograr que las personas fortalezcan su autoestima, valores y respeto integral a los derechos humanos para prevenir cualquier forma de violencia o discriminación.

Los talleres antidiscriminatorios fueron impartidos por el Mtro. Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, responsable de formación de la coordinación de vinculación, programas educativos y divulgación del Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (INMUPRED) y organizadas por el Lic. Eduardo Romero Velasco, Decano de la Universidad Central de Querétaro (UNICEQ) con la finalidad de transmitir la importancia de los derechos humanos para lograr el desarrollo integral de todas las personas, a través del respeto a los Principios Constitucionales de Igualdad que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Después de las dinámicas y reflexiones sobre la temática antidiscriminatoria, tanto el ponente como los participantes concluyeron en que es necesaria la suma de esfuerzos entre todos los sectores sociales y gubernamentales para promover una educación incluyente, que fortalezca el autoestima de las personas, promueva los derechos humanos y reconozca que la diversidad es un valor positivo que nos permite aprender unos de otros, para superarnos como personas y como sociedades pacíficas e incluyentes.