HACIENDA SALITRERA

HACIENDA SALITRERA

- in Conoce Querétaro
298
12784657_10153933204364929_722220337_n

Colón, Qro. A 25 minutos de la cabecera municipal de Colón, se localiza el Hotel Ecoturístico Hacienda La Salitrera, un ejemplo de la unión y el trabajo en equipo de los integrantes de la cooperativa que han encontrado en este proyecto una fuente de empleo dedicada a la atención al turista.

“Hace diez  años, amigos acostumbrados a reunirse a las afueras del casco de la hacienda; y en esas tardes que oscurece más temprano  la plática se prolongó  más tarde de lo acostumbrado y de repente uno de ellos alza la voz y pregunta ¿Qué no podremos hacer algo con esta hacienda que nos pertenece, la vamos a dejar en ruinas?… a lo que los compañeros dicen: pero que hacemos, si se necesita mucho dinero para levantarla, está abandonada, no hay techos y los muros se están cayendo… además cuantos jalamos, habrá que hacer reunión con todos los compañeros ejidatarios… alguien interrumpe y dice ¡vamos a hacer un hotel¡; nadie habla, el silencio para sus adentros que están pensando la idea de realmente hacer un hotel o pensando que este amigo está loco… pasan los minutos y uno a uno se apropia de la idea y se deciden  iniciar aún a tientas en lo que deberían hacer…

Hoy a diez años, el esfuerzo se ve reflejado, en la restauración de este hermoso casco de hacienda convertido en Hotel, con diez habitaciones, área de restaurant, alberca y temazcal. Recuperando la historia de este espacio que a continuación cito:

El nombre de La Salitrera proviene del uso popular, debido a que el lugar sirvió de almacen de “salitre” para el ganado y al uso de los capataces para referir el lugar y facilitar su ubicación.

Su historia está ligada a la Hacienda de Ajuchitlán en cuanto a sus propietarios hasta la década de los años 30, cuando la Señora Luz Gorozpe la renta por primera vez para posteriormente venderla por problemas con acreedores e hipoteca. El primer arrendatario fue Miguel Gamboa en el año de 1931, el segundo, Evaristo Juaresti durante 1933-1935. Y vendida en 1944 al Señor Antonio Arteaga Esquivel, estando en su poder es vendida al Señor Abraham Maussan – padre de Jaime Maussan-.

Un elemento característico de La Salitrera es el uso en su construcción de la cantera rosada, está compuesta por una capilla particular, parte de la Ruta de las Capillas Oratorio Otomí-Chichimeca, su fecha de construcción se data en 1921, por la inscripción que se puede observar a la entrada; sin embargo los testimonios aseguran que es una capilla del 1760, por una cantera que se encontraba en el altar con esta fecha y que al ser abandonada por varios años se perdió entre los escombros.

Tiene una Capilla Comunitaria, construida en 1925, dedicada a la Virgen de Guadalupe, la imagen actual data de 1942, traída desde la ciudad de México, al igual que las campanas, mientras que la original fue restaurada y se encuentra en la Sacristía. En el patio de la Estancia, se guardaban los costales de carbón de encino traídos de los cerros cercanos mediante mulas y burros, además de las sales o salitre para el ganado.

Durante el Movimiento Cristero acontecido en Colón en el año de 1928, es del dominio popular, el paso de los Cristeros, entre ellos Juan Carranza y el General Manuel Frías.

Mientras que en  La Cristiada, las familias que dependían del trabajo de la Hacienda no tenían nada para comer, abrigarse y vestirse. Como las comunidades de Salitrera, Gudinos y Panales pertenecían a la Hacienda de Ajuchitlán, los patrones les dieron albergue en las zahurdas de los puercos, en donde vivieron la más triste situación, hasta que regresaron a sus comunidades, después de que bajaron los Cristeros a entregar las armas.

A los de Panales y Gudinos, les dieron albergue en la hacienda del Rosario. A los de Salitrera, los hospedaron en la hacienda de Ajuchitlán.