Capacitación en Derechos Humanos Previene Discriminación: INMUPRED.

Capacitación en Derechos Humanos Previene Discriminación: INMUPRED.

- in Noticias
17
INMUPREDcapacitaAtrabajdoresDeLaDelegacionJosefaVergara

Capacitan a servidores públicos para brindar atención ciudadana incluyente, con el fin de erradicar prejuicios y prevenir discriminación que violenta derechos humanos.

Con el objetivo de erradicar prejuicios y de prevenir actos discriminatorios que ocasionan violaciones a derechos humanos, el Instituto Municipal para Prevenir y Eliminar la Discriminación (INMUPRED) realizó la capacitación denominada: “Atención Ciudadana Incluyente y Respetuosa del Derecho a la No Discriminación” con el personal de la Delegación Josefa Vergara y Hernández, ubicada en la Colonia Lomas de Casa Blanca, en el marco del “Día Internacional de los Derechos Humanos” que se conmemora el próximo 10 de diciembre.

En medio de dinámicas y reflexiones que impartió el Mtro. Manuel Edmundo Ramos Gutiérrez, responsable de formación  en la coordinación de vinculación, programas educativos y divulgación del INMUPRED, las y los servidores públicos coincidieron en la importancia de aprender a erradicar prejuicios y estereotipos que existen hacia diferentes grupos en situación de vulnerabilidad como las mujeres, adultos mayores, personas con discapacidad, diversidad sexual, entre otros. Pues de esa manera se pueden prevenir actos de discriminación que generan violaciones a los derechos humanos.

En ese sentido, Ramos Gutiérrez recordó que cuando los servidores públicos atienden a la ciudadanía con perspectiva de  no discriminación, también están fortaleciendo el respeto a los derechos humanos. Porque el derecho a la no discriminación está establecido en la Constitución Política de México, así como en los valores y principios del Código de Ética de las y los Servidores Públicos del Municipio de Querétaro específicamente en el tema de “Igualdad y Equidad”, en el que se establece que:

“El servidor público debe prestar los servicios que se le han encomendado a todos los miembros de la sociedad que tengan derecho a recibirlos, sin distinción basada en el origen étnico o nacional, el género, la edad, raza, credo, religión, preferencia política, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.

Una de las dinámicas más emotivas y de mayor sensibilización, fue la que se enfocó en que cada persona debe aprender a valorarse a sí misma, para reconocer su propia diferencia y para respetar la de los demás, pues así se puede brindar un trato más sensible, incluyente y respetuoso de los derechos humanos cuando se le brinda servicio a la ciudadanía.

“Me di cuenta que la diversidad es un valor positivo, que nos enseña sobre el respeto a las diferentes formas de ser y de pensar, además de ayudarnos a vivir en un ambiente de armonía. Porque cuando reconozco mi propia diferencia y que la otra persona tiene el mismo valor que yo como ser humano. Entonces, puedo ser más consciente de la importancia del trato que le brindo a las demás personas cuando estoy trabajando y en todo momento. Por eso, la forma en que trato a un ciudadano o ciudadana, refleja el trato que me doy a mí mismo también, porque cuando respeto mis derechos humanos, también lo hago con los de los demás”. Concluyeron los participantes.