17 de mayo, Día Mundial de la Hipertensión Arterial

17 de mayo, Día Mundial de la Hipertensión Arterial

- in Noticias, Querétaro
20

Generalmente, la hipertensión arterial no causa síntomas.

Esta enfermedad es un importante factor de riesgo cardiovascular.

Se recomienda checarse periódicamente la presión arterial para descartar hipertensión, o bien, iniciar tratamiento a fin de evitar complicaciones.

La Secretaría de Salud del estado de Querétaro se une a la conmemoración del Día Mundial de la Hipertensión Arterial (HTA), enfermedad que representa un importante factor de riesgo cardiovascular frecuente en el mundo, asociada al incremento de sobrepeso y obesidad.

Con el propósito de incrementar la conciencia ciudadana en todas las poblaciones del mundo, el lema del Día Mundial de la Hipertensión Arterial, desde el año 2013, es “Conozca sus Cifras de Presión Arterial”, a fin de que cada persona adulta conozca los valores de sus cifras de presión arterial y concluir si dichos valores se encuentran en el rango normal o si por el contrario, están elevados.

Actualmente, la HTA afecta a mil millones de personas en el mundo, y puede provocar infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares, los investigadores calculan que la hipertensión es la causa por la que mueren anualmente nueve millones de personas.

La Hipertensión Arterial se define como un incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias. Generalmente no existen síntomas o pueden ser inespecíficos como: mareo, acúfenos (zumbido de oídos), trastornos visuales, deterioro cognitivo, fatiga.

Se diagnostica, cuando según el promedio de tres mediciones realizadas en diferentes días, se obtienen cifras mayorea 140/90 milímetros de mercurio.

Las complicaciones más frecuentes de la hipertensión arterial son: encefalopatía hipertensiva, hemorragia intracraneal, ocasionada por la ruptura de un vaso sanguíneo intracerebral; angina inestable, infarto al miocardio, disección de aneurisma aórtico, edema pulmonar agudo, insuficiencia renal por nefropatía hipertensiva, retinopatía hipertensiva.

Para prevenir, controlar y evitar complicaciones de la HTA se recomienda: checarse periódicamente la presión arterial, tener una alimentación con alto aporte de verduras y frutas, baja en sodio, disminuir el peso corporal en caso de tener sobrepeso u obesidad, realizar ejercicio físico.